El alcalde de Bucaramanga en campaña cuando era candidato y sin la más remota posibilidad de ganar porque no pertenecía a la clase política de la cual tanto habla para mal, anunció la creación de un centro de bienestar para los animales, fue tanto el bombo que hizo, que le pidió el favor al director de una fundación animalista que se presentará en notaría pública para sellar el compromiso que adquirió, no sin dejar de hacer todo un show mediático para mostrarse como el gran gestor de los animales y también del medio ambiente.

Hoy en día, el problema de los perros y los gatos esta disparado, la gente cercana le pregunta al alcalde por las promesas y se hace el pingo -como decimos en Santander-. Todo su empeño está enfocado en que uno de sus socios se quede con un mega negocio para la disposición de residuos sólidos (basuras). Aunque dice que él ya no tiene sociedad con el contratista y empresario, lo cierto es que aún existe a través de su hijo dicha sociedad, que rápidamente  traspasó sus acciones a su heredero quien cuenta con un 10%. De llegar a darse el negocio, será extraordinaria la tajada y del tema de los animales, esperar que llegue otro candidato que prometa y cumpla.

No es novedad que lleguen hienas disfrazadas de corderos a la arena política.  Lo triste es que sea el hombre que representaba un ideal de lógica, ética y estética que no vemos en ningún a de sus actuaciones.

Felicitaciones Medellín por ese maravilloso centro de bienestar animal La Perla.

Señor Rodolfo Hernández, póngase a trabajar y deje de estar pendiente de tanto contrato amparado en el discurso populacho. Rectifique el rumbo y haga eso que prometió.

Pd: qué feas las ciudades con graffiti. Duramos 4 años esperando que entregara una gran obra para la ciudad, y los amigos del SÍ en el plebiscito, llenaron la autopista con frases pro Farc y Eln amparados en consignas de paz y así está toda Colombia.

¿Cuando veremos unas frases por el robo al sistema de salud?

@leszlikalli