La extrema izquierda colombiana sueña con ver a los asesinos de las FARC en el Congreso y a Álvaro Uribe pudriéndose en una cárcel.

El ex presidente Uribe se enfrenta a uno de los retos más importantes de su carrera política; la persecución contra su persona es evidente y los enemigos políticos están al asecho.  El hecho que la Corte Suprema de Justicia  haya llamado a indagatoria al ex presidente Uribe, deja de presente que el objetivo de la extrema izquierda es verlo en la cárcel.

Se aplaude las declaraciones del Presidente electo en virtud de las cuáles no duda de la honorabilidad de Uribe. Igualmente se consideran acertado el comunicado del Centro Democrático. Sin embargo es importante ir más allá e incluso hacer movilizaciones a lo largo y ancho de todo el país en respaldo a Uribe. ¿Por qué razón la derecha  no es tan organizada como la extrema izquierda en las calles?  Se tiene que dar un mensaje claro de apoyo a Uribe Vélez y eso se tiene que realizar en todo el país.

La izquierda todavía no ha caído en cuenta que la persecución contra el Presidente Uribe va a terminar derechizando más el país. La inmensa mayoría de colombianos no entienden cómo mientras las FARC y su patrocinadores disfrutan de completa impunidad; se persigue de manera insistente a todos aquellos que tuvieron la osadía de combatirlos.

El uribismo tiene que mostrar su verdadero poder. La afrenta que vive el ex presidente  Álvaro Uribe tiene que servir para empoderar a la bases y a todos los militantes del Centro Democráticos en los diversos escenarios.  Lo que paso es muy grave y la manera cómo se actúe tendrá consecuencias importantes a futuro.

La izquierda buscará sacarle el mayor provecho a semejante afrenta, y eso no se puede permitir. ¡A las calles!

@josecuellob

Publicado: julio 25 de 2018