Robledo es un radical de izquierda que se esconde en el disfraz de moderado. El Senador del Polo es un prepotente que representa un peligro muy grande para el país.

Muchos colombianos saben la desgracia que encarnan personajes como Gustavo Petro o Piedad Córdoba, pero a políticos como Jorge Enrique Robledo se les tiende a minimizar. Robledo es un candidato presidencial y por esa razón resulta de vital importancia que la gente conozca ciertos detalles de este personaje. Después cada quién sacará sus conclusiones.

En el año 2014 el Polo –partido del senador Robledo- emitió un comunicado en donde rechazaban el supuesto intento golpista de la oposición venezolana comandada por Leopoldo López en contra de la dictadura chavista.  Si bien el comunicado fue firmado por Clara López, Gustavo Triana y Jaime Dussán; el Senador Robledo nunca se desmarcó de tales declaraciones e incluso durante todos estos años ha guardado silencio respecto a la situación que vive el país hermano. Así pues, se puede considerar al congresista del Polo como un cómplice más de la dictadura encabezada por Nicolás Maduro. ¿Será un chavista enclosetado?

Otro de los puntos que vale la pena traer a colación es el hecho de que Jorge Enrique Robledo es uno de los principales alcahuetas de los taxistas en la ciudad de Bogotá. Nunca se ha pronunciado respecto a los múltiples ataques que han sufrido los conductores de UBER por parte del denominado gremio amarillo.  Su discurso en contra de UBER y a favor de los taxistas siempre ha sido vehemente, y es que tiene muy claro que los taxistas representan votos.

Igualmente es importante tener en cuenta otros detalles que ejemplifican lo que significa este personaje. En el año 2014 y tal y como lo enmarca el diario “El Colombiano”, Jorge Enrique Robledo retó a puños a Clara López . La revelación fue hecha por la propia López en una carta dirigida comité ejecutivo del Polo, que posteriormente hizo pública.

También se recuerda que Robledo, irónicamente, no tiene ningún respeto por lo público, pues en sus campañas para congreso justificaba el hecho de pegar publicidad ilegal en las paredes de Bogotá porque según él, sus campañas eran “pobres”.

No se nos puede olvidar que fue Jorge Enrique Robledo el que llevó a Samuel Moreno a la Alcaldía de Bogotá. Después, lejos de asumir el costo político, se dedicó a hacerse la victima.  ¿Se imaginan a ese Señor de Presidente? ¡Es un peligro! Un lobo disfrazado de oveja.

ENTRETANTO: Sería una lastima que una persona moderada e inteligente como Sergio Fajardo cometa el error de aliarse con un politiquero de la talla de Robledo. Sin duda ese tipo de alianzas no tienen mayor futuro.

@josecuellob

Publicado: junio 1 de 2017