Como “acá no pasa nada”, parecemos bobos, tomo algunos apartes de la columna de Sadio Garavini publicado en AIPOP, en Caracas.

Fidel Castro el 22 de enero de 1959, en Caracas, anunció que en dos años iba a convocar elecciones en Cuba, pero el 1o de mayo de 1960 sentenció: “¿Elecciones para qué?” y más nunca ha habido elecciones libres en Cuba. En 1976, empezaron las farsas electorales con partido único… como en la desintegrada Unión Soviética.

…desde 2015 en Venezuela cuando la oposición ganaba cargos regionales relevantes el régimen les quitaba atribuciones y presupuesto y les nombraba “al lado” un “Protector”, una especie de “gauleiter” nazi. Al ganar la oposición democrática las dos terceras partes de la Asamblea Nacional el régimen desconoció totalmente la Constitución y ha asumido arbitrariamente todos los poderes.

Entre los que en la oposición todavía consideran conveniente participar en estas elecciones hay diferencias relevantes. Están los que simplemente se vendieron por un “puñado de dólares”.

Hay colaboracionistas …que creen que ya no hay más nada que hacer sino adaptarse y lograr que el régimen les conceda unos “carguitos” de diputados o concejales, para sobrevivir como políticos profesionales. Así sobrevivieron los dirigentes del Partido Campesino en la Alemania Comunista.

Es el reflejo que persigue el comunismo en Colombia, organizado, fiel seguidor de los postulados del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, directamente apoyados por Juan Manuel Santos y César Gaviria que, para que evitar dudas, impusieron el nombre del inepto Álvaro Guillermo Rendón como gerente de EPM, para que le sirviera de títere al alcalde ‘Pinturita´ para desbaratar la joya de la corona de Medellín, convirtiéndola en su caja menor, siguiendo los pasos siniestros de Venezuela con la toma de PDVSA, hoy fortín de la “Revolución” y distribuidor de subsidios para comprar los poseedores del “carnet de la patria”, repartido a quienes se comprometen a apoyar la dictadura.   

´Pinturita´ desmanteló el Jardín Botánico; La Ruta N, ejemplo para el país y muchas ciudades del mundo; seguirán Tigo y otras, tras los pasos de Gustavo Petro, “curado” milagrosamente de un cáncer imaginario en Cuba, donde fue, no a eso, a reunirse con los jefes del Eln; los duros en atornillarse al poder del gobierno castrista, y dicen que con ‘Márquez’ y ‘Santrich’, para planear las estrategias de la toma del poder en 2022.

‘Pinturita’ ya tiene la base de datos en Medellín me Cuida, Claudia López en Bogotá Cuidadora, y algo parecido deben tener los alcaldes de Cali y Santa Marta. ¿Será que cómo dice un amigo de Orlando Avendaño, “todos tenemos un número en la espalda”?

El Rincón de Dios

Señor, a ti encomiendo a Colombia en este momento de peligro. Confío ciegamente en ti y sé que la cuidarás y protegerás de todo mal y desgracia. Amén.

@rafuribe

Publicado: agosto 21 de 2020