Hay que aclarar con exactitud y profundidad el asunto de Duda Mendonça, contando toda la verdad sin dilaciones ni matices.

El escándalo desatado como consecuencia de la declaración del asesor de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, Duda Mendonça en el sentido de que la empresa Odebrecht habría pagado buena parte de sus servicios profesionales, además del daño que le ha causado a la propia campaña e imagen de Zuluaga, empieza a afectar de manera preocupante al Centro Democrático como principal partido de oposición en Colombia.

Se perciben en el ambiente señales de agotamiento por parte de las bases uribistas que esperan de su partido propuestas inteligentes para sacar a Colombia del lodazal en el que Santos y las Farc la introdujeron y no titulares de prensa en los que como con un gota a gota se revelan nuevos detalles del improbado pago hecho por Odebrecht.

Una agrupación partidista debe estar en las secciones políticas de los medios de comunicación y no en las páginas judiciales. A las comparecencias de medios deben concurrir los líderes y no los abogados penalistas. Por eso, la necesidad de que, sin soslayar que es importante aclarar cuanto antes los interrogantes que se han generado por cuenta de la denuncia hecha por el señor Mendonça y partiendo de que Zuluaga está cobijado por la presunción de inocencia, el Centro Democrático se concentre en continuar en la batalla política.

Los precandidatos no pueden aflojar un milímetro su agenda proselitista, los congresistas de la colectividad deben continuar recorriendo las regiones, pues al fin y al cabo millones de colombianos tienen afincadas sus esperanzas en un solo objetivo: que la coalición que lidera el expresidente Uribe logre ganar las elecciones presidenciales de 2018.

Poniendo la verdad por delante, Zuluaga y el partido saldrán del atolladero. Hay que contar lo que sucedió, sin dosificaciones ni titubeos.

Un directivo de la campaña presidencial de 2014 de Zuluaga le confirmó a LOS IRREVERENTES que una de las personas que les mencionó a Mendonça como una buena alternativa para que asumiera la comunicación estratégica del candidato fue el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo– BID-, Luis Alberto Moreno.

Nadie podrá imaginar o concluir que Moreno hizo la recomendación de Duda Mendonça por hacerle un “favor” a Odebrecht. Seguramente sugirió ese nombre de manera desprevenida y con el ánimo de colaborarle al candidato opositor colombiano. (Favor ver Nota del editor al final de este artículo)

Con la recomendación de Luis Alberto Moreno en la mano, la campaña se dio a la tarea de buscar la forma de contactar a Mendonça y por eso se recurrió, asegura la fuente, a la empresa Odebrecht.

Todos los involucrados en este episodio deben explicar, sin prevención alguna, qué sucedió y cómo sucedió para efectos de establecer responsabilidades –si es que las hay- de manera individual y no colectiva. Al esclarecer la verdad, sea cual sea, la lesión para el partido será menor. No se puede perder de perspectiva que los simpatizantes y militantes del Centro Democrático esperan de su colectividad propuestas y soluciones y no debates desgastantes producidos por escándalos que nada tienen que ver con los asuntos de doctrina política.

Así mismo, es a todas luces imprudente el anuncio hecho por el abogado de Zuluaga el doctor Jaime Granados quien ha dicho que solicitará una investigación en la fiscalía general de la nación contra todos los directivos de la campaña.

Primero, no se entiende porqué involucrar a la fiscalía en ese asunto, cuando no se trata de un tema penal, sino administrativo que eventualmente deberá ser respondido en ante las autoridades electorales colombianas. Y segundo, no es muy sensato que desde el lado del propio Zuluaga se pida una investigación en la que el primero en ser invitado a subir las escalinatas del bunker de la fiscalía general de la nación será el hijo del excandidato, David Zuluaga quien era el gerente de la campaña.

El asunto, como ha dicho el doctor Luis Carlos Restrepo, es de orden ético y es en esa esfera en la que debe estudiarse para efectos de determinar responsabilidad y establecer sanciones, si es que hay lugar a estas. (Al respecto puede leer “Luis Carlos Restrepo pide que se investigue a Zuluaga” y “entrevista con Luis Carlos Restrepo”)

Al final del día, la consecuencia será política y se reflejará en la supervivencia o no de la aspiración presidencial de Zuluaga.

Pero que la conclusión de este episodio se conozca rápido para evitar que haya una fractura en el interior de las bases uribistas que quieren recibir de su partido noticias sobre hechos políticos y no notificaciones emanadas de los despachos judiciales.

Nota del editor:

Respecto de la versión conocida por LOS IRREVERENTES, en el sentido de que el presidente del BID, Luis Alberto Moreno fue la persona que le recomendó  a Óscar Iván Zuluaga el nombre del publicista Duda Mendonça, el doctor Zuluaga en diálogo con este portal aseguró que aquello no es cierto. “El doctor Luis Alberto Moreno no hizo ninguna recomendación específica. Me sugirió que buscara en Brasil país en el que había escuchado que hay buenos estrategas políticos”, expresó Zuluaga en diálogo con el director de LOS IRREVERENTES.

En el mismo sentido se quizo conocer la versión del doctor Luis Alberto Moreno. A través de un correo electrónico enfatizó que “no conozco a Duda ni a ningún asesor político brasilero”.

Finalmente, las dos fuentes que fueron consultadas por LOS IRREVERENTES reconfirman que efectivamente Óscar Iván Zuluaga en su momento expresó que el doctor Luis Alberto Moreno le sugirió el nombre de Mendonça. “Yo se lo oí en repetidas ocasiones. De su boca”, ratificó una de las fuentes.

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 6 de 2017