Hace 4 años, el pueblo antioqueño me honró al elegirme como una de las 6 representantes a la Cámara por el Centro Democrático en nuestro departamento. Hago parte de esa generación de colombianos que se forjó en el sector privado pero que ha entendido que es hora de entregar lo mejor de nosotros mismos a la sociedad que nos ha visto crecer.

Creo firmemente en las ideas del presidente Uribe. Lo he acompañado disciplinada y lealmente a lo largo de estos últimos años. Llegué al Congreso con un solo compromiso a cuestas: servirle a mi comunidad.

Sin ser pretenciosa, hoy les puedo decir que he cumplido. Desde mi curul, he luchado por los intereses de la salud de los colombianos, por la niñez abandonada de nuestro país y por mi departamento, perseguido por la violencia y fustigado con el látigo del rencor de un presidente que ha transmitido su animadversión por el uribismo, a todo el departamento de Antioquia.

En solitario, he librado una batalla para lograr que se haga justicia por los miles de niños que fueron reclutados forzosamente por los grupos armados ilegales.

Sin temor alguno, enfrenté al gobierno de Santos, a sus negociadores en La Habana y también a los terroristas de las Farc, para exigirles la devolución de todos los menores que tienen en su poder.

Ha sido grande la frustración que he sentido por cuenta del ignominioso tratamiento que el gobierno le ha dado a los menores que sufrieron los vejámenes del terrorismo. Es triste tener que confirmar que al presidente de todos los colombianos, le tiene sin cuidado los padecimientos de aquellas niñas que fueron utilizadas como esclavas sexuales en los campamentos de la guerrilla.

No descansaré hasta que se haga justicia. Seguiremos luchando para que los responsables del peor de los crímenes que se puede cometer contra un niño como es el reclutamiento forzado, paguen por ese delito. Es un objetivo difícil, pero no imposible de alcanzar.

El próximo domingo, los colombianos iremos a las urnas para elegir al congreso de los cuatro años venideros. El CD llegará a ese certamen democrático como el partido con mayor popularidad y mejor imagen ante los ciudadanos.

Yo, humildemente quiero pedirles a los electores de Antioquia su voto. Quiero continuar trabajando por todos ustedes, por mi país, por nuestro futuro. Serán 4 años de intensa confrontación con aquellos que quieren convertir a Colombia en una Venezuela chavista. Desde el congreso, me encargaré de dar la batalla para que ello no suceda. Con mi voto, apoyaré todas las iniciativas del futuro gobierno de Iván Duque para desmontar los aspectos nocivos del acuerdo entre Santos y los terroristas de las Farc. Pero también, lideraré desde el congreso muchas iniciativas para sacar a Colombia del fango en el que fue introducida por este nefasto gobierno de Juan Manuel Santos.

Muy pronto cesará la horrible noche del régimen santista. Vendrán días mejores bajo el gobierno del Centro Democrático. Les pido de todo corazón que me den su respaldo ciudadano para continuar liderando importantes iniciativas desde el legislativo y, como es natural, apoyando aquellos proyectos que el uribismo va a presentar para rescatar a nuestra nación.

Aspiro a la Cámara de Representantes por el departamento de Antioquia y mi número es el 102.

@MargaritaRepo

Publicado: marzo 5 de 2018