La cadena de eventos desafortunados que terminó con el intento de suicidio de Brandon Alexis y los hechos narrados en la columna de la semana pasada, puede consultarla aquí: https://www.losirreverentes.com/querida-ministra-de-trabajo-suplico-una-ayuda/ , continuaron al día de ayer, cuando Brandon recibió su fulminante carta de despido.

Querido lector, pongámonos en los zapatos de aquel hombre.  Trabaja de sol a sol por un salario mínimo, en turnos que muchas veces no le permiten disfrutar de su familia, de su pequeña hija.  Tiene turnos como cualquier galeno, pero con una pequeñísima diferencia, el ingreso. Y tiene una desventaja mayor, su pago es retenido hasta por tres meses. Sí apreciados lectores, retenido es sinónimo de no pago. En esos tres meses, su hija se enfermó porque él no tenía dinero para comprarle un medicamento y llegó tarde al puesto de trabajo, porque se encontraba en la sala de urgencias del mismo hospital con su pequeña hija.  Durante esos tres meses, no tenía dinero (porque no le habían pagado) para hacer recargas al celular y no pudo llamar al hospital para avisar que llegaba tarde a su puesto de trabajo.  Su jefe, esa funcionaria promedio que se siente Dios, quizás porque es de la rosca corrupta del mismo hospital, ya lo tenía entre ojos, porque Brandon era muy insistente para que le pagaran a tiempo.  La carta de despido, de la cual ya tienen copia altos funcionarios del Ministerio de Trabajo, no justifica la determinante decisión, lo que si deja claro, es la irrisoria sensibilidad y falta de tacto y humanización que tienen las directivas del Hospital.  Directivas que hoy dirán, que es un tercero contratista el que suministra el personal, y el problema es de este.

Es importante resaltar que un reducido círculo de ¨bendecidos¨ de las empresas tercerizadoras – tercerización que está prohibida – son remunerados mensualmente de manera puntual, cosa que no va contra las leyes, pero que muy seguramente las próximas pesquisas del Ministerio de Trabajo y demás entes de control verán con no muy buenos ojos.   Y según fuentes internas, los actuales representantes legales de las empresas DARSALUD, Gestión Integral y ASP Médica, fueron nombrados como tales sin cumplir los requisitos exigidos en las mismas asociaciones de trabajadores.  Cosa que será tema para una futura columna posiblemente.

Como dice el refrán  popular: “tras de cotudos, con paperas¨

¿Quién los sanciona a ellos (DARSALUD) por no pagar a tiempo? ¿En dónde está la justificación y llamado a descargos al contratista, para tomar la decisión de terminación del contrato con DarSalud por no pagar a tiempo?  El no pagar a tiempo no es un incumplimiento al clausulado del contrato?  Qué hacen los supervisores de los contratos, reportan?  Qué hace la oficina de Control Interno – si la hay – con respecto al continuo y constante incumplimiento contractual?  Son como dirían, unos olímpicos¡

A ellos nadie los controla (DARSALUD, Gestión Integral, ASP Médica). Qué importa un cristiano más, en el cementerio por culpa de la corrupción.

El pasado martes, un Representante a la Cámara, citó al gerente del Hospital Universitario de Santander, para ejercer control político.  Pero en realidad fue más un llamado para que éste recibiera de los congresistas las denuncias contra su siniestra administración.   Quedó notificado de las investigaciones que se le vienen. Amanecerá y veremos.

Que viva Colombia y su desbordada iniquidad e injusticia social campante¡¡¡

Querida Ministra Alicia Arango y querido Viceministro Baena, gracias por atender el llamado, sé que estuvieron pendientes del tema, pero es francamente imposible luchar contra un sistema que permite tales desmadres. Si no pueden ustedes que están en el poder, mucho menos uno y menos un empleado de las tres empresas mencionadas.

Creo que voy a comenzar a contar historias de mis gatos y perros. Me dedicaré a ser una narradora de historias simples. Dejo a un lado la investigación que hago semana tras semana sobre temas de corrupción, no sea y termine uno, ingiriendo un vaso con cianuro por “error”.

Lo siento en el alma Brandon. Traté, tratamos.

PD. La actual subdirectora administrativa y financiera, proviene de la administración del hoy privado de la libertad, exalcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohorquez. Y como dato, fue sancionada con una multa por parte de la Procuraduría y tampoco ¨pudo¨ hacer el censo por internet como mandaba el mismo ente de control disciplinario. ¡Hágame el favor!

Publicado: noviembre 15 de 2018