LOS IRREVERENTES: Representante, ¿cómo va el trabajo político en la costa?

TATIANA CABELLO: El trabajo va muy bien. En efecto, el Centro Democrático se va consolidando no solo como partido sino también como una fuerza electoral en esta zona del país. Cada vez más los costeños se identifican con nuestras propuestas y con nuestra voz. Claro, es una labor que requiere un gran esfuerzo y compromiso de nuestra parte, ya que buscamos romper y desterrar viejas prácticas políticas, que le han hecho mucho daño a esta región de Colombia.

LI: ¿A qué se refiere con esto último?

TC: La costa necesita un cambio y necesita despegar con decisión hacia el progreso. Sin embargo, esto no ha sido posible por tanto cacique político que ha manejado a su antojo el presupuesto de la región. Es por eso que hoy nuestra labor está encaminada a ofrecer propuestas y estrategias que faciliten un desarrollo real y transparente. ¡Vamos con toda! Tenemos el empuje y las ganas, y por eso vamos a lograr la consolidación del Centro Democrático en la costa.

LI: ¿Cuándo usted habla de caciques políticos lo que quiere decir es que en la costa hay mucho voto amarrado?

TC: Esta es una dolorosa realidad. Muchos caciques han jugado con la necesidad de la gente de la región. Se han aprovechado de los pobres, que por un mercado, una teja o 50 mil pesos, venden su voto. Y es que no se puede negar que las necesidades son muy grandes, la crisis social no para. Es por eso que queremos romper con esta práctica porque es un círculo vicioso. Es decir, los pobres venden su voto para seguir siendo pobres. Entonces es un tema de dignidad política y de decir ¡no más! Desde el Centro Democrático queremos ser ese motor de cambio, porque queremos ser la respuesta a las necesidades de toda una zona del país.

LI: Cambiando de tercio, ¿cómo va esa labor de resistencia civil?

TC: ¡Muy bien! Actualmente me encuentro liderando la recolección de firmas en el departamento del Cesar y la respuesta ha sido maravillosa. El cariño de la gente ha sido muy reconfortante y demuestra que estamos por el camino correcto. Y es que el país no es sordo y mucho menos bobo. Los Colombianos saben lo que está sucediendo en La Habana. Es bien sabido que el Gobierno de Juan Manuel Santos está dando todas las concesiones a las Farc y mucho me temo que es por su afán de pasar a la historia como el mandatario que firmó la paz en Colombia. ¡Y esa es una gran mentira! La paz es mucho más y eso es lo que no quiere entender Santos.

LI: ¿Qué razón tiene la recolección de firmas?

TC: La recolección de firmas es una forma de darle voz a muchos Colombianos, que no están de acuerdo en la forma como se ha venido negociando con las Farc en La Habana. Así mismo, es demostrarle al Gobierno, a las Farc y a la comunidad internacional que no somos enemigos de la paz. ¡Todo lo contrario! Somos enemigos de la injusticia, del engaño, de la muerte, del crimen, de la ilegalidad, del narcotráfico y la impunidad. Esta recolección de firmas es nuestro grito desesperado para que el presidente Santos no le entregue el país a la guerrilla. Todos los Colombianos queremos una paz verdadera, con garantías de no repetición, con cero impunidad, con cárcel para quienes cometieron delitos de lesa humanidad y que impida la elegibilidad de quienes, amparados por la supuesta rebelión, atentaron durante más de medio siglo contra la población civil. Así mismo, buscamos la demanda de inconstitucionalidad del acto legislativo para la paz.

LI: Pero, ¿qué tan cierto es que con esta recolección de firmas se busca la revocatoria del mandato del presidente Santos?

TC: Eso no es cierto. Hace parte de esas campañas de desinformación que le encantan a muchos. Esto es algo que han querido vender quienes quieren atacar nuestro proceso de resistencia civil. El Centro Democrático no usa esas estrategias oscuras para buscar apoyos. La Constitución y la ley son claras: no existe una figura legal de revocatoria del mandato del Presidente; solo existe para alcaldes y gobernadores. Entonces es una mentira, ya que ese no es nuestro objetivo. Nosotros queremos atacar la falta de gobernabilidad, la corrupción, el desempleo, la inseguridad y la paz armada. Esos son problemas reales y el pueblo puede exigirle al Gobierno que trabaje para mejorarlos.

@IrreverentesCol