Uno esperaría que países como Estados Unidos, con ese nivel de desarrollo económico, empresarial y hasta personal tuviera la capacidad de elegir a personas destacadas y preparadas, a grandes líderes como candidatos de los partidos más fuertes, el Republicano y el Demócrata a la presidencia de ese país.

Sin embargo, por lo menos a mi, me causa mucha extrañeza que los candidatos Donald Trump y Hillary Clinton, fueran los escogidos en esta ocasión. No me cabe en la cabeza que en política,  esa gran nación, ese país que es sueño de muchos, el sueño Americano, tuviera esos dos candidatos. Dos personas que aunque son distintas en sus estilos, en sus propósitos, va uno a ver y en él fondo no están óptimamente preparados para manejar los destinos de ese país.

¿Por qué? Por un lado Donald Trump, conocido por su riqueza, por sus negocios como casinos y reinados entre otros, que hacen pensar si esos, lo han preparado para ser un buen Presidente. Sin mencionar sus excentricidades, su evasión de impuestos, su vida personal y sus escandalosas declaraciones acerca de todo y por todo. Un afán de figuración inaudito y unos comentarios estrafalarios que nada tienen que ver con el futuro de los Estados Unidos. ¡Ah! se me olvidaba, de política, pocón, pocón. Si como maneja su vocabulario y el tono siempre amenazante con que se expresa va a ser la forma de manejar el congreso, el tesoro, la industria y tantos temas claves. Fíjense que no he mencionado defensa ni inmigración porque sobre esos temas sí que deja mucho que desear, siendo prioritarios hoy en ese país y en el mundo, en el cual los Estados Unidos sigue siendo gran potencia.

Por el otro lado, Hillary Clinton, trasegando por el mundo político desde muy joven, primero con temas de derechos humanos y luego como esposa activa de Bill Clinton. Tanto, cuando fue gobernador de Arkansas como cuando fue dos veces Presidente de los Estados Unidos. Además ha sido Senadora y Secretaria de Estado del Presidente Barack Obama.  Siempre he pensado que a los políticos, como a los gerentes y en general todo empleado, se le mide por resultados y más cuando manejan y se les paga con recursos públicos.

¿Cuáles son los grandes logros de Hillary en toda su vida política? Tuvo que ver en Irak y ni que decir de Libia. Con estos antecedentes el tema de defensa y seguridad queda muy vulnerable si ella gana. ¿Cuáles han sido las ventajas de estar tanto tiempo en política y en lo público?  La respuesta es tan clara como que hoy compite cabeza a cabeza con Donald Trump.  Es de no creer. Le conviene, conocer el funcionamiento del estado y el establecimiento. Ventajas muy pobres cuando se entra a calificar reales capacidades para gobernar.

¿No pudieron Republicanos y  Demócratas encontrar mejores candidatos? ¿Cuál es el mensaje que están enviado los electores a sus políticos? Yo estaría muy preocupada porque claramente se muestra un gran desinterés por los temas de país y más parece una lección o un mensaje a los dirigentes de ese país, por la insatisfacción en que se encuentran. Llama la atención ese cabeza a cabeza entre dos candidatos muy malos.

Qué pasa cuando esa gran masa de Americanos clase media, mayorías que poco se pronuncian, pero cuando lo hacen ponen a temblar al mundo entero, por lo que significa Estados Unidos en el mundo, calificado desde hace mucho de Imperalismo.  Me alegro, en mi opinión bastante mermado como tal, pero aún con mucho poder en decisiones mundiales.

Y ¡ganó Donald Trump!  Es el nuevo Presidente de Estados Unidos. Por mi lado, siento gran sinsabor. Igual al que habría sentido si hubiera ganado Hillary Clinton.  Está lejos Estados Unidos de ser lo que fue, ¿ahora si empezó su total decadencia?

Me duele porque si creo en el sueño Americano. Ojalá me equivoque y le vaya bien a este Presidente por el bien no sólo de sus gentes, sino de los hispanos y de tantos inmigrantes que llegan a ese país anhelando una mejor vida para su familia. Es así, que los maltratados Hispanos, decidieron la elección. Hay que ponerles más atención, grandes trabajadores que hacen la vida más simple a los Americanos que tanto los critican. Qué harían sin ellos, me pregunto.

El sentimiento del sinsabor es tan maluco, tan desesperanzador. Solo con escuchar a muchos entrevistados decir que no se sabe cuál de los dos era peor, basta.  Es que eso de votar por el menos malo, crea desazón, sin duda. Así siento a Estados Unidos, con desazón.

P.D. De todo esto ¿cuánto le corresponde a Barack Obama? ¿Esto fue lo que dejó?

@AliciaArango