En el primer semestre del año entrante, 5 de los 9 magistrados de la Corte Constitucional cumplirán sus periodos y deberán ser reemplazados por el Senado de la República, razón por la que los aspirantes ya están empezando a hacer intrigas ante quienes primero deberán postularlos y ante algunos jefes políticos que podrían ejercer influencia ante los legisladores que tendrán la responsabilidad de elegirlos.

A comienzos de febrero de 2017, se cumplirá el periodo de Gabriel Eduardo Mendoza, Jorge Iván Palacio y el viajero frecuente y chuzador Luis Ernesto Vargas Silva. De acuerdo con el reglamento de la Corte Constitucional, la secretaría general de esta entidad deberá informar al Senado 6 meses antes de la terminación del periodo para efectos de que éste, a su vez, vaya solicitando la presentación de las respectivas ternas sobre las que deberá elegir.

Las ternas para reemplazar a Luis Ernesto Vargas Silva y Jorge Iván Palacio, las deberá presentar la Corte Suprema de Justicia, mientras que la de Mendoza Martelo será confeccionada por el Consejo de Estado.

En los mentideros políticos ya comienzan a sonar los nombres de las personas que seguramente serán tenidas en cuenta a la hora de armar las ternas. Hay tres grupos: los que cuentan con respaldo político, los que tienen experiencia en la Corte Constitucional y en el tercero los que tienen reconocimiento académico.

Faltan 6 meses, pero desde ya empiezan a sonar los nombres de los candidatos

a magistrados de la Corte Constitucional

Aspirantes con respaldo político

El constitucionalista y excontratista de la Procuraduría en la era de Edgardo Maya, Rodrigo Uprimny , el exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Néstor Osuna, la cuestionada exsecretaria de la Alcaldía de Bogotá, Martha Lucía Zamora, la exmagistrada de la Judicatura María Mercedes López, la exrelatora para la libertad de expresión de la CIDH Catalina Botero, la secretaria jurídica de la Casa de Nariño, Cristina Pardo, la exviceministra de Justicia Piedad Zúñiga, el exsecretario general del ministerio de Defensa, Luis Manuel Neira, el procurador delegado ante el Consejo de Estado, Francisco Salazar, el exauditor general Jaime Ardila y el abogado Carlos Mario Isaza.

Aspirantes con experiencia en la Corte Constitucional

A pesar de la oposición que frente a su nombre ejercen el exfiscal Montealegre y el vicefiscal Perdomo, la doctora Martha Sáchica actual secretaria general de dicho tribunal es una candidata fija a alguna de las ternas por su conocimiento, ponderación, sobriedad y destreza. Así mismo, suenan los actuales magistrados auxiliares Andrés Mutis Vanegas, Alejandro Ramelli, José Antonio Cepeda Amarís, Luis Andrés Fajardo, Iván Escrucería Myriam Ávila, Aquieles Arrieta o el recientemente nombrado Manuel Fernando Quinche Ramírez.

Aspirantes con reconocimiento académico

Abren este grupo los juristas, conjueces de las Cortes Constitucional y suprema y columnistas de LOS IRREVERENTES, Iván Cancino y Francisco Bernate. Así mismo, suenan, aunque con menos fuerza, los nombres de Julieta Lemaitre, Magdalena Correa y César Rodríguez Garavito.

De estos nombres surgirán las ternas para nombrar a 3 de los nuevos magistrados de la Corte Constitucional. De algo hay certeza: el gobierno va a estar muy atento del resultado de esta elección, pues el año entrante la Corte deberá revisar la constitucionalidad de las normas que se implementen como consecuencia de los acuerdos de paz y un revés en el tribunal constitucional puede echar al trasto todo el proceso de paz. Por eso, un conocedor del asunto le dijo a LOS IRREVERENTES que esas ternas van a estar muy influenciadas por el gobierno. Por eso, desde ya los ministros y congresistas amigos de los magistrados más influyentes ya están haciendo el respectivo cabildeo para garantizar que los nuevos magistrados, más que guardianes de la Constitución, sean canes cerberos de la Unidad Nacional y de los pactos entre las Farc y el gobierno.

@IrreverentesCol