Análisis de Camilo Rubiano

La campaña por el plebiscito ya inició. La Corte Constitucional en su sentencia fue clara en señalar que este 2 de octubre los colombianos con su voto se van pronunciar sobre si están o no de acuerdo con lo pactado entre el gobierno Santos y las Farc. Para esto, la Corte Constitucional exigió que durante este mes el gobierno explicara y diera a conocer la totalidad de los textos del acuerdo para que, de una manera objetiva, pedagógica y sin ningún sesgo, le informara a los colombianos lo acordado en La Habana.

Por eso en estos días han salido en diferentes medios de comunicación como la radio y la televisión, distintas cuñas publicitarias explicando algunos puntos de los acuerdos,  una de estas cuñas explica el punto 1 de los acuerdos llamado “Hacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”.

Lo que llama la atención de esta pieza publicitaria, es que le hace ver a los colombianos que como consecuencia de la firma de los acuerdos, se detonará de manera casi automática un crecimiento económico  calculado en 2 puntos adicionales del PIB y por ende  se logrará sacar de la pobreza a los campesinos colombiano. También hace referencia a que con la aprobación de los acuerdos habrá mayor inversión en vías terciarias y se logrará una mayor cobertura en servicios, convirtiendo una publicidad informativa como lo exigió la Corte Constitucional, en una publicidad engañosa, que busca inducir al elector con una verdad incompleta.

Con esto, el gobierno hace caso omiso de lo exigido por la alta Corte y no actúa de manera consecuente porque mientras presenta un presupuesto donde le reduce el 33.6 % al sector agropecuario para el año 2017, respecto del año 2016,  le genera falsas expectativas a los mas de 12 millones de colombianos que viven en el campo, diciéndoles que al aprobar el plebiscito tendrán mejores oportunidades.

Lo mismo ocurre con una publicidad liderada por el Ministerio de Minas y Energía, llamada “Paz A la Corriente”, lo paradójico de esto, es que mientras utiliza dineros para inducir al elector con estos mensajes, esa cartera descuida su sector que pasa una situación compleja.

La interinidad en 6 cargos claves tiene frenadas políticas que lo pueden ayudar a salir de la crisis.  Se supone que este sector aportará cerca de 5.6 billones de pesos a las metas fiscales del Marco Fiscal de Mediano Plazo, pero el interés del gobierno parece ser otro. Este año, Colombia estuvo ad portas de un apagón, la ineficiencia del  gobierno y de esta cartera tiene sin ejecutar $380000 millones de pesos en el sector eléctrico, algo que demuestra la irresponsabilidad de cómo está actuando el presidente donde prevalece su vanidad personal, sobre el interés general de la nación.

@camilorubianobe