El locuaz candidato Humberto de la C, viene anunciando en su campaña publicitaria que los problemas de Colombia no se resuelven en las encuestas, sino con el voto, con su voto. En eso, tiene razón H de la C. Claro, que en otra campaña presidencial el locuaz Humberto se tomó una foto en la carrera séptima de Bogotá diciendo que los problemas de Colombia se solucionaban por el centro, por el centro de la Calle. En fin. Chinitos con ideas, diría don Hernando Santos.

Claro, que si de promesas  falsas se trata, nada más falso que proceso de paz con las Farc y, ahora, con ELN. Y, si hablamos de falsos, nada más falso que la Conferencia Episcopal en su mediación con Santrich. Todos jugando con candela con el tema de la extradición a este sujeto, incluyendo la Conferencia Episcopal, quien prefiere sobredimensionar los principios y valores cristianos para proteger a Santrich de una extradición segura a los EE.UU.

Porque no nos digamos mentiras. A quien le figure como Presidente de la República, tendrá que firmar el decreto de extradición de Santrich, así se tiren la pelota los de la JEP, el senador Cepeda, toda la izquierda, Álvaro Leyva, Iván Márquez y demás angelitos de la paz. Que lo extraditan, lo extraditan.

El mismo Juan Camilo Restrepo comentó con respecto al caso de Santrich: Grave precedente con este caso de Santrich…qué van a decir las autoridades eclesiásticas cuando otros presos alegando su inocencia entren en huelga de hambre. Qué tal que a todos los presos del país les dé por hacer huelga de hambre. ¿La Conferencia Episcopal será igual de misericordiosa como lo ha sido con Santrich y las Farc?

O, ¿será que la Conferencia Episcopal se dará la “pela” como se dice en el argot popular por Santrich cuando la DEA comience a presionar su extradición?

Si, de promesas falsas se trata el gobierno de Juan Manuel Santos, del cual H de la C ha sido participe y beneficiario, al igual que Germán Vargas Lleras, es el más falso de todos.

Nada más falso que JMS y todo su gobierno. Es que no se salva nadie. Ni siquiera, la JEP que no ha comenzado y ya tiene escándalos de corrupción en su interior. Ni siquiera, las casas gratis que entregaron en Gramalote, Santander, las cuales presentan problemas estructurales. Tal vez, le echarán la culpa a la estatua de Laureano Gómez, la cual se perdió, al igual que la lámpara colgante que trajo el Dr Laureano directo desde Alemania para el teatro Colón. ¿Si lo que está pasando con las casas gratis de Gramalote está pasando, qué no pasará con las casas gratis de Germán Vargas Lleras?

Tampoco, se salvan las cuentas nacionales. Yo, de Iván Duque le solicitaría al ministro de Hacienda Cárdenas, dizque el mejor del mundo, las cuentas claras y el chocolate espeso, por favor. ¿Nos estarán dejando la olla raspada?

Como tampoco se salva el Ministro de Defensa Villegas y su comandante del Ejército Mejía con su nueva doctrina militar y su Ejército Multimisión pero a quienes no les importa que todas las semanas durante el gobierno de JMS asesinaron a soldados y policías las supuestas disidencias de las Farc y el ELN, el EPL y demás grupos terroristas.

Tampoco se salva el Fondo de la Paz de donde han salido un sinfín de contratos que ni el mismo Dr Rafael Pardo sabe explicar, ni dar la cara. El valiente representante Samuel Hoyos hizo un debate en la Comisión primera de la Cámara y nadie dio respuesta.

A su vez, la valiente representante María Fernanda Cabal le preguntó al Ministro del Interior Rivera, un bueno para nada, que porqué nos hacen esto, haciendo alusión a la composición de los magistrados de la JEP pomposamente posesionados por JMS. Como le faltaba la cereza al postre nombran a la cuestionada ex fiscal Marta Lucía Zamora quien se dedicó a perseguir uribistas hasta más no poder. No pudo más como fiscal porque le descubrieron un falso testigo en el caso de Plazas Vega.

Y, hablando de fiscal, no se entiende el porqué la campaña de Iván Duque recibe con los brazos abiertos a Vivian Morales, porque si hablamos de persecución al uribismo y la que ejerció la Dra Morales durante su paso en la FGN.

En fin, semana para el olvido.

El gobierno de JMS el más falso de todos en todos sus aspectos. No se salva nadie.  Y eso, que no comento sobre las ministras impolutas y la ruta del SOL. ¿Alguien sabe algo del caso Odebrecht? ¿Por qué el Fiscal Néstor Humberto Martínez guarda silencio?

Y la Conferencia Episcopal jugando con candela en el caso de Santrich.

Los colombianos, en general, jugando con candela con las próximas elecciones.

Donde perdamos con Petro o con GVLL, ni les cuento la que se nos viene encima…

Puntilla: Mientras tanto Trump y Putin no juegan con candela. Saben a lo que van.

@RaGomezMar

Publicado: mayo 15 de 2018