La semana pasada se presentó como discusión, el debate de opinión, durante el Foro 2020 realizado por la revista Semana el tema del proceso de paz con las Farc.

En dicho foro,  la exministra del interior, Nancy Patricia Gutiérrez, comentó que el proceso se encontraba medio fallido.

Acto seguido, el periodista Herbin Hoyos, aquel periodista del programa Voces del Secuestro que se emitía por Caracol Radio, vaya usted a saber por qué salió del aire; quien fuera secuestrado por las mismas Farc, comentó en el programa Al Desnudo del Nodo.co, que su equipo de trabajo ha hecho un seguimiento desde que comenzó el proceso de paz con las Farc y luego, después de la firma de los espurios acuerdos en el Teatro Colón, a cada uno de los aspectos que estaban comprometidos a cumplir.

Según Hoyos, el primero de ellos consiste en la dejación de armas por las Farc. Según los espurios acuerdos, las Farc tenían que haber entregado todas, todas, las armas que consiguieron durante tantos años de acción terrorista y no lo hicieron.

Tan es así, que justamente después de su firma, es el mismo Ejército quien les comienza a incautar sus armas en distintas zonas del país: Costa norte colombiana, Cauca, Norte del Valle,  Nariño, Putumayo, Caquetá, Guaviare.

En ese período se tuvo conocimiento por parte del equipo de Hoyos,  de la estrategia de las Farc, consistente en no entregar todas las armas, dejando una buena cantidad en reserva; además de no desmovilizar a toda la guerrillerada.

Todo esto que se está comentando no es nada nuevo.

Ya estaba contemplado dentro de la conferencia de las Farc en los Llanos del Yarí, donde se convierten de un grupo armado a un grupo político, siendo de público conocimiento por los firmantes del acuerdo.

El segundo incumplimiento consistió en que las Farc estaban comprometidos al desmantelamiento de los cultivos ilícitos.

Sin embargo, los cultivos ilícitos pasaron de 60.000 a 200.000 hectáreas, es decir que se triplicaron en las diferentes regiones de Colombia, zonas de distensión, lo que podemos suponer es que en esas zonas simplemente lo que se presentó fue un cambio de nombre porque pasaron a ser controladas por lo que hoy se conoce como las disidencias de las Farc.

A tal punto que los departamentos del Cauca y Nariño, se encuentran entregados al narcotráfico con el agravante que ni los alcaldes, ni los gobernadores, tienen en sus programas de gobierno el tema de los cultivos ilícitos, fumigación y demás.

En los acuerdos de La Habana, un punto sensible consistió en la no entrega de los niños que tenían reclutados.

Recordemos, por ejemplo, que un primer acuerdo al que se llegó en el Caguán, el intercambio entre soldados Vs. guerrilleros si bien este punto contemplaba unos parámetros éticos discutibles permitió la liberación de los soldados que se encontraban secuestrados por las Farc.

Por lo tanto, el tercer incumplimiento por parte de las Farc, en el proceso de Cuba, fue que nunca hicieron entrega de ningún menor. Lo que se entregaron fueron a hijos de guerrilleros, hijos de mandos medios y de distintos frentes. Pero a los verdaderos niños reclutados a la fuerza por las Farc, nunca los devolvieron.

Estos son algunos de los incumplimientos por parte de las Farc.

Ahora, sale a la palestra Martín Sombra.

¿Qué hará la JEP?

Hablando de la JEP, ¿se podría comentar sobre el incumplimiento de la JEP?

Y, ¿Santrich, Márquez y el paisa? Bien, gracias.

Ni hablar del cartel de contratación donde cogieron al sobrino de Márquez.

¿Quién incumple?

Tal vez, le hubiera ido mejor a la exministra Gutiérrez, que se sincerara y comentara que dicho proceso de paz se encuentra con el vaso vacío, totalmente vacío, ante el vil engaño a la sociedad colombiana.

Con la complicidad de los idiotas útiles.

Al final para nada idiotas, pero sí muy útiles.

Era de suponer que el apoyo al proceso de paz con las Farc no sería gratis.

Ni siquiera: In the name of the Father.

¿Cuándo será que el presidente Duque deja de jugar a lo políticamente correcto?

Mientras tanto, en el Puente de Londres cae abatido un terrorista musulmán; en Bogotá nos debatimos sobre si ético dar de baja a tres ladrones por parte de un médico en uso de su legítima defensa.

Puntilla: El daño moral que causo el gobierno corrupto y amoral de Juan Manuel Santos fue de incalculables proporciones. Y lo que nos falta por saber, ¿verdad: Monseñor Monsalve?

@RaGomezMar

Publicado: febrero 4 de 2020