Winston Churchill, en medio de una de las horas  más complicadas  como primer ministro, en una de sus muy famosas interlocuciones le dejó un mensaje al pueblo britanico “ Nunca desistas, nunca te rindas”

Ese mensaje, del otrora Primer Ministro británico, hoy más que nunca, los colombianos de bien lo tenemos que aplicar. En estas horas oscuras para la democracia, la institucionalidad y la separación de poderes, tenemos que estar más que firmes en la defensa de la legalidad y el derecho al debido proceso que tiene el Presidente Álvaro Uribe. Como colombianos de bien, tenemos que exigir a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, los principios que la Constitución y la ley le imparten a los jueces, Independencia, Autonomía e Imparcialidad. Algo que a primera vista parece no estar muy presente en algunos magistrados.

Y lo digo respetuosamente, pero al mismo tiempo enérgicamente, lo que existe en algunos magistrados es la plena intención de llevar a la cárcel al Presidente Uribe. Cada llamamiento a indagatoria,  en general viene acompañado de una medida de aseguramiento. Una de las cosas que más llama la atención de este caso, es como las pruebas que la Corte dice tener y que son contundentes y conducentes, las conocieron antes que la defensa del Presidente Uribe, periodistas que a lo largo de su ejercicio profesional han expresado una abierta animadversión frente a la persona del Presidente. Este hecho, demuestra la falta de garantías y la poca imparcialidad que se le exige a la función judicial.

Adicionalmente, la defensa y el mismo Presidente Uribe le han solicitado a la Corte en reiteradas ocasiones ser oídos, para presentar información conseguida y que muy seguramente podría haber aclarado el caso desde un principio. Lo grave, es que la Corte decidió no dar esa oportunidad y de una forma un poco irresponsable, prejuzgar en su comunicado y señalar al Presidente Uribe como un manipulador de testigos a través de personas cercanas.

Sin embargo, los colombianos hemos tenido la oportunidad de conocer a profundidad este proceso, algunas de sus pruebas documentales y algunas de las interceptacionds realizadas por la Corte. En estas, se ven algunas inconsistencias que las llevan a perder su contundencia y conducencia esgrimida por los magistrados. Por ejemplo, se habla de una carta del testigo Monsalve, donde el se retracta dejando la anotación de que lo hace bajo la presión de un abogado del Presidente Uribe. Lo curioso de este hecho, que data del 2 de abril, es que se da previo a la reunión entre la esposa de Monsalve y el abogado del Presidente Uribe, que se lleva a cabo el 5 de abril y donde se habla por primera vez del documento que quiere presentar Monsalve retractándose de las acusaciones. Estos fueron los audios, presentados por Noticias RCN la semana qué pasó.

Otro hecho curioso y que pone en duda la contundencia de las pruebas, por las que laCorte llamó a indagatoria al Presidente Uribe. Es una carta que no se ha tenido en cuenta y que fue corroborada por una entrevista que salió a la luz en estos últimos días. El protagonista de esta misiva, es el compañero de celda del testigo Monsalve, en esta carta, Enrique Pardo señala como Monsalve le contaba de las presiones por parte del Senador Iván Cepeda y como en reiteradas ocasiones y en medio de la 21 visitas,  el Senador le prometió ayudas a cambio de testimonios que comprometieran al Presidente Uribe y a su hermano Santiago. Esta carta, está radicada desde el 15 de abril y hasta el momento la Corte no la ha tenido en cuenta.

Ante esto, solo nos queda decirle  al Presidente Uribe, Presidente estamos con usted!! Lo apoyaremos y lo acompañaremos a enfrente este montaje, lo hechos y el tiempo le darán la razón y se evidenciará la imparcialidad de algunos magistrados, que acompañados de políticos y periodistas, están haciendo de la justicia la mas rastrera expresión.

@camilorubianobe

Publicado: julio 30 de 2018