A través de su abogado Abelardo De La Espriella, el presidente Uribe presentó una querella en contra del cuestionado senador vallecaucano, Roy Leonardo Barreras por el delito de calumnia agravada.

No es la primera vez que Barreras denigra al presidente Uribe, sindicándolo temerariamente sin presentar las pruebas que sustenten sus afirmaciones. 

En una reciente entrevista con la periodista Vicky Dávila, directora de Semana TV, Barreras señaló al expresidente de Colombia de tener interés en la celebración del contrato que celebró la presidencia de la República con una empresa de comunicaciones, encargada de hacer la transmisión de los eventos del presidente Iván Duque, a través de las redes sociales. 

Así mismo, Barreras aseguró que el presidente Uribe era amigo personal de los socios de la empresa favorecida con aquel contrato, afirmación absolutamente falsa. En palabras suyas: “Este es un señor [el dueño de la firma a la que le fue otorgado el contrato] amigo del gobierno que hizo la campaña del presidente Duque, recomendado por el senador Álvaro Uribe, amigo de él y le dieron como premio este contrato en plena pandemia, y eso no está bien, no está bien”.

En múltiples pronunciamientos, la corte suprema de justicia ha dicho que la honra es un derecho fundamental de las personas, razón por la que el Estado -en este caso la administración de justicia- tiene el deber de protegerla. En criterio de la propia corte, “el derecho fundamental a la integridad moral es inherente a la persona misma en tanto el hombre es el valor supremo de la nación constituida como Estado”. 

Tan pronto el presidente Uribe conoció las afirmaciones de Barreras, le otorgó poder al abogado De La Espriella con el fin de que iniciara las acciones judiciales correspondientes.

“Además de la querella que fue radicada en el día de hoy, en los próximos días presentaré una demanda civil contra Barreras por los graves daños que ese sujeto le ha causado a mi cliente, el señor expresidente Álvaro Uribe Vélez”, le aseguró Abelardo De La Espriella a este portal. 

Dado que Barreras afirmó que el presidente Álvaro Uribe Vélez es autor de los delitos de tráfico de influencias y cómplice en el delito de peculado por aplicación oficial diferente, sin haber entregado pruebas que acompañen su gravísima sindicación, deberá ponerle la cara a la justicia para efectos de mostrar ante la corte suprema -su juez natural- las evidencias sobre las que están sustentadas sus acusaciones. 

@IrreverentesCol

Publicado: mayo 13 de 2020