Mucho se ha dicho de la entrevista del exgerente de la campaña del NO Juan Carlos Vélez Uribe con el diario económico La República, en la que el hoy dimitido exintegrante del Centro Democrático le dio rienda suelta a su imaginación, expresando toda suerte de mentiras e imprecisiones sobre la forma como el partido del presidente Uribe manejó la campaña del NO en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

Las declaraciones de Vélez no fueron ni espontaneas ni sinceras. Él, buscó a través del director de un prestigioso portal de noticias antioqueño la entrevista con La República, luego de que en la noche del 2 de octubre el expresidente Uribe en su alocución omitiera mencionarlo públicamente cuando dio los agradecimientos a las personas que trabajaron por el monumental resultado que obtuvo el NO en las urnas.

Aquella omisión despertó la ira de Vélez. En efecto, una persona que estaba cerca de él en la casa de Rionegro del expresidente Uribe le oyó pronunciar palabras de grueso calibre contra la persona del exmandatario cuando éste no mencionó su nombre. La vanidad herida de Vélez, quien vio en la victoria del NO una manera para “sacarse el clavo” por la derrota que protagonizó en la pasada campaña regional en la que perdió la Alcaldía de Medellín frente a Federico Gutiérrez, propició una catarata de insultos y palabras desacomedidas contra el presidente Uribe, cuyo único pecado fue el de no haberlo mencionado en los agradecimientos.

Con ese antecedente, se produjo la entrevista con el periódico La República. Una persona cercana a Vélez le comentó a LOS IRREVERENTES que él llegó a ese reportaje con dos objetivos: reivindicar su papel en la campaña plebiscitaria y allanar el camino para ser designado como el próximo director del Centro Democrático.

Otro asunto que tenía molesto a Vélez es el hecho de que el expresidente Uribe no lo hubiera incluido en el grupo de personas designadas por el Centro Democrático para liderar las conversaciones con los delegados del gobierno Santos a fin de incluir los cambios que requiere el acuerdo con la guerrilla de las Farc.

No aparece la grabación

Desatado el escándalo por cuenta de la entrevista, Vélez atinó a decir que los periodistas de La República lo habían tergiversado y malinterpretado. En reacción a ello, el director del diario, Fernando Quijano aseguró que publicaría el audio de la misma con el fin de que la opinión pública pudiera tener la certeza de que lo escrito en las páginas de su medio era fiel reflejo de las respuestas proveídas por el exgerente de la campaña del NO.

LOS IRREVERENTES pudieron confirmar que la grabación dura alrededor de 90 minutos y una de las razones por las que Quijano no ha hecho pública la totalidad de la misma es por el vocabulario y las malas expresiones empleadas por el doctor Vélez en la misma.

Sus ataques virulentos fueron contra los empresarios que se abstuvieron de financiar la campaña del NO y, sobre todo, contra Álvaro Uribe. Una persona que conoce la totalidad de la entrevista confirma que Vélez, literalmente, se despachó contra el expresidente tratándolo con los peores términos posibles.

Así mismo, se ha sabido que la Fiscalía General de la Nación le pidió al diario La República copia de la grabación para efectos de utilizarla en la investigación penal que se ha iniciado por el presunto delito de constreñimiento al elector. Este portal no pudo confirmar si el periódico accedió o no a entregar el material periodístico solicitado por el órgano investigador colombiano.

Lo cierto es que al conocer la grabación se despejarán todas las dudas que injustamente se han generado contra el Centro Democrático, pues aquella demostrará que Vélez mintió motivado por razones de vanidad personal y que nada de lo expresado por él tiene sustento en los hechos que realmente se presentaron durante la campaña. Entonces, ¿por qué La República, que anunció que publicaría en su página web la entrevista completa, se echó para atrás y la mantiene en reserva? ¿Cuál es el interés de ese periódico de avivar las dudas que se ciernen sobre la transparencia de la campaña del Centro Democrático?

Este asunto, que efectivamente le ha hecho un daño muy grande al uribismo, debe ser aclarado cuanto antes. Por eso, el dirigente gremial que estuvo presente en la entrevista –LOS IRREVERENTES saben quién es- debería sumarse a la solicitud para que La República ponga al aire el audio que Colombia necesita escuchar.

Así mismo, distintos líderes del Centro Democrático con los que este portal ha conversado sobre el asunto, confirman que Vélez no actuó solo y que detrás de él hay otras personalidades del uribismo interesadas en desestabilizar el partido para efectos de tomar el control sobre el mismo.

Lo cierto, por ahora, en el sentir de muchos militantes del uribismo es que Juan Carlos Vélez debe ser expulsado de manera inmediata del CD para que responda política y judicialmente por sus mentiras. “Con la expulsión de Vélez no se soluciona el problema que nos causó, pero se estaría enviando un mensaje en el sentido correcto. Nosotros no podemos aceptar que ese sujeto siga presentándose y actuando como miembro de nuestra colectividad”, le aseguró un parlamentario a LOS IRREVERENTES. En esa misma línea se encuentra el senador Ernesto Macías, quien a través de su cuenta de Twitter expresó que “el Centro Democrático debe considerar la expulsión de JC Vélez y no su renuncia. El daño de sus mentiras e infamias es irreparable”.

@IrreverentesCol