El capo del narcotráfico, Iván Márquez, considera que exigir la libertad de niños esclavizados por las Farc, es “por joder”.

Asegura el jefe terrorista de las Farc, el extraditable alias Iván Márquez que cuando la sociedad reclama la liberación de los niños reclutados forzosamente por la banda criminal que él comanda, se está “jodiendo y generando polémica”.

Que un asesino que ha cometido los peores crímenes se refiera con semejante desdén a la tragedia humana que padecen miles de niños reclutados y esclavizados en las filas terroristas de las Farc, demuestra el verdadero alcance del acuerdo al que llaman de paz.

Las Farc no tienen la menor intención de reconocer sus crímenes ni de reparar a sus víctimas y el gobierno de Santos, en absoluta complicidad, no ha movido un dedo para obligar a esos delincuentes a aceptar sus delitos, a resarcir el daño y, como lo ordena la ley, desincorporar a la totalidad de menores reclutados.

La insistencia no es “por joder” como dice el cabecilla terrorista. Se trata de impedir que se siga cometiendo un crimen de lesa humanidad. El reclutamiento forzado de menores es la manifestación más nauseabunda de la esclavitud. Las filas de las Farc estuvieron llenas de niños que fueron sacados contra su voluntad de sus hogares.

Abundan los testimonios de niñas que fueron convertidas en esclavas sexuales por parte de los terroristas, muchas de ellas, además, forzadas a abortar. Nadie sabe, a ciencia cierta, cuántos niños tiene la guerrilla. Algunas aproximaciones, indican que se trata de 2 o 3 mil. Las Farc, hasta el momento, han devuelto a uno poco más de 60.

Algunos dirigentes políticos han preguntado insistentemente por la suerte de los menores. La representante a la Cámara del Centro Democrático, Margarita Restrepo ha liderado distintos debates en el congreso, indagando con los negociadores, voceros y representantes del gobierno por sus acciones para lograr la liberación inmediata y sin dilaciones de los niños que aún están en los campamentos de las Farc.

En diálogo con LOS IRREVERENTES, la parlamentaria Restrepo expresó que “es sumamente grave que, después de 8 meses de la firma del acuerdo entre Santos y Timochenko, los niños reclutados no hayan sido desincorporados. La reacción de Iván Márquez es una muestra de que ni para las Farc ni para el gobierno es importante la suerte de los menores”.

Igualmente, confirmó con este portal su tesis de que el reclutamiento forzado sigue cometiéndose, razón por la que habría méritos suficientes para la pérdida de beneficios: “Se nos ha dicho repetidamente que los miembros de las Farc que cometan delitos con posterioridad a la firma del acuerdo, perderán los beneficios judiciales. Pues bien, el reclutamiento de menores es un delito de tracto sucesivo, que se sigue cometiendo independientemente de la fecha en que el menor fue llevado a las filas de la guerrilla. Así las cosas, todos los que integran la cúpula de las Farc, que han escondido a los menores, que han negado su presencia en la guerrilla, como es el caso de Iván Márquez, deben perder los beneficios contemplados en el acuerdo”.

Resulta inaceptable el silencio de los países que se prestaron como garantes y acompañantes de los diálogos de La Habana, frente a la situación de los menores que no han sido desincorporados. Se percibe en el ambiente un temor reverencial hacia las Farc. Nadie quiere decir nada que pueda “irritar” o sacar a los cabecillas de esa banda mafiosa de la zona de confort que les creó gobierno Santos.

En días pasados, Unicef, también evitó pronunciarse directamente, exigiendo la liberación de los menores, olvidando que no hacer lo que corresponda para procurar su desincorporación inmediata, se traduce en mayores sufrimientos y vejaciones de quienes padecen los rigores de la esclavitud.

Así el capo del narcotráfico Iván Márquez considere que exigir respuesta clara sobre la suerte de los niños que él reclutó, poniéndose al mismo nivel de criminales de guerra como Charles Taylor y Thomas Lubanga, es  “joder”, la sociedad no puede dejarse amedrentar por ese delincuente y debe continuar alzando su voz para lograr que los niños puedan retornar al seno de sus hogares.

@IrreverentesCol

Publicado: julio 26 de 2017