Álvaro Gómez Hurtado: El día siguiente de las elecciones, es cuando comienza la política, se gane o se pierda.

El padre Marino de la Iglesia de Santa Rita, en la homilía del domingo 11 de marzo con un sermón de esos que ya no se ven, le dijo a sus feligreses que: “El día de hoy no era un día cualquiera, era un día que estaba destinado para salvar a Colombia”.

Y, así fue.

Conocidos los resultados de la jornada electoral para el Congreso de la República del domingo anterior, varias reflexiones como diría el Padre Marino para contemplar.

  1. El gran ganador de la jornada fue Álvaro Uribe Vélez. Una persona que obtiene más de 800.000 votos, ella sola, y además bajo su estructura política se eligen 18 senadores, es ya de por sí un castigo para el gobierno de JMS y para todos aquellos que desean su muerte política de cualquier forma. Se podría comentar que el ciudadano salió a votar para castigar al gobierno de JMS premiando a AUV por su constancia, su oposición seria, con argumentos, por su legado de gobierno que tanta falta le hace al actual. Me quito el sombrero.
  2. Iván Duque quien con más de 5.000.000 de votos de la Gran Consulta pica en punta para las elecciones presidenciales vs los 2.800.000 votos de Petro Gustavo. El gran reto de Duque ahora consiste en unificar el discurso y la acción electoral de la derecha, tarea que no será fácil, y que pondrá a prueba una faceta que tendrá que estrenar: su capacidad de dirigencia política.
  3. Absolutamente, nadie, ni siquiera sus más acérrimos detractores niega la brillantez de su carrera académica y profesional a nivel internacional que generaron en el ejercicio de Duque en el Senado la construcción de políticas públicas reales como la Economía Naranja que hoy en día es ley de la República y hace parte del Plan de Desarrollo de Bogotá y del Plan Decenal del Ministerio de la Cultura.
  4. El Centro Democrático como grupo político, bancada, en el Congreso se mantiene a pesar de las listas abiertas. Si bien perdió un senador, AUV representa más de la mitad de los votos. Es loable el esfuerzo realizado por los senadores y representantes elegidos en listas abiertas: Santiago Valencia, Eduard Rodríguez, Samuel Hoyos, José Jaime Uscátegui. Grata sorpresa el ingreso de Gabriel Santos.
  5. La Gran Consulta de la derecha es el otro ganador de la jornada electoral. Es el primer campanazo para que toda la derecha se unifique en torno del candidato ganador, Duque, con el fin de evitar la llegada de la izquierda al poder.
  6. En términos generales las encuestas esta vez acertaron porque sus metodologías se sintonizaron realmente con la opinión y no por resultados prefabricados por el gobierno y los grandes grupos de presión mediáticos y empresariales, como sucedió en el plebiscito por la paz del 2016 donde se dio al SI como el ganador. El resto de la historia ya la conocen….
  7. Sin lugar a dudas, el gran perdedor fue el partido U y el gobierno de JMS a quien los electores castigaron severamente votando por AUV y el Centro Democrático. Además, que la lista de los “decentes” le quitó senadores al Polo Democrático produciendo un canibalismo político que consolida la línea abiertamente castro chavista, autoritaria, e irracional de Petro Gustavo por encima de otras alternativas de izquierda moderada y social respetuosa del sistema democrático colombiano, como Jorge Enrique Robledo, Carlos Caicedo, entre otros. Petro es un peligro político para la misma izquierda colombiana.
  8. Tanto el Partido Conservador, como Cambio Radical, se mantienen; aunque en el caso del PC es importante resaltar que su maquinaria, quien estuvo todo el tiempo con el gobierno de JMS, es más fuerte que el voto de opinión el cual quedó relegado a un segundo lugar.

Conclusión: Tremenda paliza entregó AUV en estas elecciones para el Congreso de la República. Tremendo castigo para el gobierno de JMS y su Partido de la U. Tanto en Senado, como en Cámara, se podrá presentar una coalición de gobierno de derecha.

Ya, de entrada, Petro Gustavo llama la Colombia retardataria a la gran mayoría de colombianos.

Para finalizar: o nos ponemos serios, como dice el padre Marino, para unirnos todos en torno a Iván Duque con el fin de evitar que el Socialismo Bolivariano del siglo XXI representado por Petro Gustavo llegue al poder o, en su defecto, nos veremos en las maduras.

Puntilla: En ese escenario, ¿cuál será el papel de Germán Vargas? ¿Será GV capaz de jugar y poner en riesgo el futuro de Colombia?

@RaGomezMar

Publicado: marzo 13 de 2018