Iván Duque hizo todo bien. Logró unir a todo al partido en torno a su candidatura y atraer los más diversos sectores políticos.

El domingo será un día crucial para la historia de nuestro país. Tenemos la oportunidad de elegir a una persona preparada y conciliadora como Iván Duque o en su defecto a un déspota de extrema izquierda que durante más de 20 años apoyó la dictadura chavista.

Los asesores de Petro han tratado de hacer todo tipo de artimañas para mostrar “moderado” al déspota de extrema izquierda. Sin embargo nunca pudieron borrar lo que se esconde detrás del ex guerrillero del M-19 debido a que los colombianos tienen claro que: 1) Petro fue asesor de Chávez. 2) Es incapaz de decir que Chávez fue un dictador. 3) Apoyó constituyente fraudulenta de Nicolás Maduro. 4) Se burló de la crisis alimentaria en Venezuela.

Mientras Iván Duque siguió exponiendo las propuestas que de manera clara y patente ilustró en la primera vuelta; fue sorprendente ver el cambio de discurso del candidato chavista Petro.  Llama la atención lo anterior porque esa fue la misma estrategia que utilizó Chávez en el año de 1998 cuando decía que no iba a expropiar y que no se iba a reelegir.

Resulta preocupante que algunas personas le crean el discurso a Gustavo Petro. También resulta lamentable que algunas políticos como Claudia López se hayan prestado para seguirle el juego. Nadie que se considere de centro puede estarle haciendo campaña a un déspota de extrema izquierda como Petro.

Entretanto: El domingo 17 de junio tenemos que salir temprano. Es un día decisivo para la historia del país y nos jugamos mucho. No podemos estar confiados y tenemos que luchar cada voto en los últimos días que quedan de campaña.

Ese día tendremos el partido más importante de nuestra historia.

@josecuellob

Publicado: junio 14 de 2018