Cuando fue alcalde de Bogotá Petro regalo 100,000 millones de pesos a pandilleros para que no robaran y nada le pasó. Nadie siquiera investigó cómo hizo para entregar ese dinero, cómo fue aprobado ese gasto del erario, quienes lo recibieron, etc.

Cuando fue alcalde de Bogotá Petro firmó el contrato de la máquina tapahuecos. Petro nunca tuvo que responder por ese contrato realizado a dedo y lleno de incumplimientos los que él generosamente compensó con extensiones del contrato y sin sanciones al contratista.

Cuando fue alcalde de Bogotá Petro alquilo camiones de basura podridos, comprados en USA en subastas, para solucionar la crisis de la basura que él mismo creó. Desde la importación irregular de los camiones de segunda contaminados con basura que se presentó como importación temporal hasta los altísimos costos de arriendo pagados, ese caso está lleno de interrogantes.

Cuando fue alcalde de Bogotá Petro compró camiones nuevos para remplazar los alquilados antes mencionados. Pero esos camiones no eran los apropiados y por eso los comprados en exceso (sí, compraron más de los necesarios) fueron deshuesados para reparar los que estaban en servicio. Camiones que requerían un combustible que no se producía en Colombia y por eso sus motores fallaron y el fabricante declaró que esos daños eran por mal manejo y no los cubría la garantía.

Lo más reciente en lo que vimos que a Petro no le pasa nada es el caso del video en el que se le ve guardando engolosinado unos fajos de billetes en una bolsa. Todos vimos las declaraciones de Petro diciendo que el arquitecto Simón Vélez le había prestado el dinero y de igual manera vimos a Simón Vélez decir que eso es falso y que él nunca prestó a Petro ni un solo centavo. Esto acompañado por la desaparición de quien podría dar claridad al asunto, el amigo de Petro Juan Carlos Montes, deja un gran manto de dudas sobre todo ese caso.

Aclaremos algo, el CNE concluyó que el tiempo en el que ellos podían investigar si esa entrada de dinero a la campaña de Petro fue legal o no, ya había terminado y por eso deciden cerrar el caso sin pronunciarse sobre la legalidad o no de esa platica. Pero la investigación continua en la CSJ. De hecho, la Fiscalía General de la Nación solicitó una circular roja contra Juan Carlos Montes la cuál se hará efectiva si se logra determinar su paradero.

Si Montes llega a ser capturado y extraditado a Colombia podremos saber por fin cuál es el verdadero origen de esos fajos de billetes, pero por ahora no se avista que eso sucederá. El caso de la bolsa de Petro será otro misterio de los muchos que rodean a Petro. Otra de las irregularidades por las cuales Petro no va a tener que dar explicaciones ante un juez.

Yo creo que las empresas que fabrican ollas y sartenes podrían dejar de usar el teflón y promocionar sus sartenes diciendo que tienen un nuevo antiadherente: Petro, al que nada se le pega.

@ghitis

Publicado: febrero 14 de 2021