Hace unos días, LOS IRREVERENTES informaron que la valerosa juez, Teresita Barrera había sido nombrada como magistrada auxiliar de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por designación del magistrado Francisco Acuña, dándole así un muy fuerte golpe al vicefiscal Jorge Fernando Perdomo, declarado enemigo de la doctora Barrera (ver: “Nuevo golpe contra Perdomo”).

Transcurridas menos de dos semanas desde su designación, ha causado sorpresa en el mundo jurídico una decisión adoptada el viernes de la semana pasada: el magistrado Acuña se acercó a su oficina y sin mayores explicaciones le notificó que no va más.

LOS IRREVERENTES hablaron con la doctora Barrera, quien manifestó no saber porqué a menos de un mes de estar desempeñando el cargo fue removida del mismo. Sin embargo en los pasillos del Palacio de Justicia se dice en voz baja que su cabeza fue demandada por algunos magistrados de la sala penal de la Corte y del tribunal superior de Bogotá.

No hay antecedentes de que un magistrado auxiliar, sobre todo con la hoja de vida y trayectoria de la juez Barrera, una mujer que a lo largo de su vida ha obrado con apego absoluto a lo que indican las normas y que ha enaltecido la majestad de la justicia, dure tan poco tiempo en el cargo.

En momentos en los que Colombia tiene sus ojos puestos sobre una Corte Suprema de Justicia que está ad portas de elegir al nuevo Fiscal General de la Nación, la misteriosa destitución de la doctora Teresita Barrera envía un pésimo mensaje porque, al margen de las malquerencias personales que ella pueda despertar, nadie puede poner en duda su integridad como jurista y mucho menos como administradora de la justicia.

El jurista Iván Cancino lamentó el retiro de la juez Barrera de la Corte Suprema

En diálogo con LOS IRREVERENTES, el abogado Iván Cancino se mostró extrañado con la noticia: “Lamentamos mucho que la doctora Barrera, una persona supremamente capaz y garantista haya tenido un lapso muy corto en la Corte Suprema. En su sabiduría los magistrados sabrán porqué se tomó esa decisión, pero es absolutamente lamentable que una persona como ella no haya tenido más oportunidad laboral en ese órgano; quedan muchos interrogantes con ese despido”.

El factor Perdomo

No son pocos los que creen que en la salida de la juez Barrera de la Corte Suprema de Justicia, tuvo participación el vicefiscal Jorge Fernando Perdomo, quien de tiempo atrás ha tenido muy fuertes contenciones con la funcionaria judicial.

El nombramiento de ella en el alto tribunal era un revés para él, quien ha intentado de todas las formas posibles separarla de la rama judicial. Perdomo, que gracias al manejo politiquero que en la fiscalía le han dado a la burocracia, aún ejerce una muy fuerte influencia sobre algunos magistrados y no se descarta que haya movido sus hilos de poder para propiciar la salida de la togada del Palacio de Justicia.

@IrreverentesCol