Una niña de 15 años con el peso corporal de una niña de 8 años encontrada en estado crítico, tirada en una Rancheria de la Alta Guajira. La Fiscalía busca desenterrar 15 cuerpos de niños muertos por desnutrición. Todos los días estas son las noticias que nos llegan a los televisores. Rápido se borra por la siguiente noticia del otro día que aunque parezca imposible, siempre se supera en grado de indignacion a la anterior. No hay día en que no se hable de corrupción. Los dineros destinados para alimentación de los niños a manos de funcionarios, debería levantarnos como país y exigir sanciones reales. Pero no… ni que decir del sistema de salud. Más de dos docenas de niños la semana pasada mandaron carticas con sus manos dibujadas donde le pedían al presidente Juan Manuel Santos, que los ayudará para que el sistema de salud los atendiera.
De nuevo, y parece que por siempre, será nuestro karma por elegir líderes inescrupulosos que se hacen o se hicieron ricos con las EPS. Aquí en Santander tenemos por ejemplo, al dueño del partido Opción Ciudadana (antiguo PIN) que creó Sol Salud. Fue liquidada por malos manejos y la deuda que dejó a las IPS fue por alrededor de los 300 mil millones de pesos. Hoy en día esos funcionarios publicos gozan de puestos dentro de la burocracia y en el pasado fueron parte de esos malos manejos.

El creador de ese esperpento de EPS, es reconocido y su fuerza electoral la mueve como se le de la gana. Creo que no van a cesar las malas noticias. El hombre vive en una lujosa residencia en el sector más exclusivo de Santandander y su esposa es senadora. El perdió esa posibilidad porque estuvo preso. 
102 senadores que en su mayoría parecen parásitos no nos dan esperanzas. Ni hablar de Roy Barrearas que presionaba para cambiar al interventor de Sol Salud cuando el Estado asumió la tarea de intervenirla para favorecer quién sabe qué intereses. Ya ustedes se imaginarán. Y si hablamos de los Representantes a las Cámaras, puestos en su mayoría por la danza de poderes en las regiones encaramelados por el presidente y su círculo, nos damos cuenta que tienen una sincronía perfecta pero para moverse solo por futuras cuotas burocráticas de determinadas instituciones que les garantizan repartir la torta y de nuevo, amarrar al electorado para que sigan haciendo leyes para ellos. Es como la serpiente mordiéndose su cola. No veo salida.

Todo se teje para que entre por la puerta grande la impunidad las FARC. Será esperar a que lleguen y comiencen a gobernar. Solo espero que sean igual de sádicos como lo han sido con la población civil a la que tanto afectan para que no escatimen en sevicia y erradiquen de raíz, por lo menos la corrupción en el sistema de salud con un tiro de gracia a quienes se enriquecen con ella. Pero eso es mucho pedir. Cuando asuman el poder que Santos les entrega disfrazado de “paz” serán peor de corruptos que Chavez.
Es una pena que en Colombia no exista la pena de muerte institucionalizada porque la pena de muerte si existe aunque no legalizada.

Un periodista preguntaba el otro día en radio: ¿es Colombia un país viable? 
¡Sí! Colombia es un país viable para el crimen y el hampa pero inviable para la gente decente.
Hoy Roy Barreras es uno de los líderes del SÍ a la “paz”.
Que el país me perdone pero no quiero esa paz.
Juan Manuel Santos, ¿hablamos de paz? Comience por erradicar la corrupción en su gobierno y en el país.  Hablemos de paz cuando no escuchemos tanta corrupción desbordada en los noticieros.
Hablemos de paz cuando sean líderes decentes quienes la exijan.
Hablemos de paz cuando no tengamos niños que se mueren de hambre en Colombia.
Es más sano pensar en la pena de muerte a los corruptos que hablar de paz asesina como la que promueve este gobierno.
@leszlikalli