El Foro de Sao Pablo, es un foro de partidos de izquierda latinoamericanos, fundado 1990 por el partido de los trabajadores de Brasil. Con el propósito de implantar el Neocomunismo o lo que Chávez llamo el Socialismo del Siglo XXI.

Fue creado para reunir el esfuerzo de los movimientos de izquierda, tras la caída del Muro de Berlín, y revisar en el escenario internacional las consecuencias del Neoliberalismo en América Latina.

En el momento de su fundación el único miembro que ejercía el poder en un país “soberano” era el Partido Comunista de Cuba. Y su presidente – dictador, se encargaría de regar la semilla de odio que llevaba en su corazón, tras la condición de ser tratado como hijo de segunda clase por su propio padre, Ángel Castro Argiz. La mama de Fidel era la empleada del servicio domestico y vivía con sus hijos segundones en el traspatio de la enorme casa de su padre. Una alta inteligencia como la de Fidel, convertido a partir de la “revolución”, en uno de los hombres más ricos del mundo, jamás olvidaría eso. Y su odio confundido con inclusión social, sería el Leitmotiv de todo su proceder.

Muchos años después la mayoría de sus miembros accederían mediante las urnas a ejercer el gobierno en distintos países, con resultados catastróficos en el 99 % de los casos. Trayendo solo corrupción, desolación y miseria.

La elección por medios democráticos de Chávez en Venezuela, representó la llegada del primer gobierno de izquierda en Latinoamérica y el primer gobierno de un partido miembro del Foro de Sao Paulo, después de Cuba. Le siguió el triunfo de Lula Da Silva. Luego Tabaré Vásquez, Evo Morales, Michelle Bachelet, Correa en Ecuador, Ortega en Nicaragua, Mauricio Funes en El Salvador, Los Kirchner en Argentina, con el apoyo del partido Comunista. Solo para mencionar algunos.

La colocación de la figura de JM Santos en la presidencia de Colombia hace parte de ese plan macabro, que por ser Colombia tan especial, jamás se hubiera podido lograr por la vía de voto popular, porque el colombiano detesta el comunismo. Y JM Santos con la astucia y el engaño característicos de Mefistófeles, logro conseguir, al camuflarse detrás de la figura carismática y mesiánica de Álvaro UribeVélez. Ya lo decía el Nobel Vargas Llosa, Uribe ha sido la talanquera para tratar de implementar el comunismo en Colombia.

El país a través del gobierno de JM Santos, ha venido dando los pasos necesarios para su implantación; Gobierno asistencialista. Crecimiento de la burocracia, es decir la cautivacion del voto. Medios de comunicación cooptados. Inflación disparada. Persecución política y mediática. Corrupción desmedida. Discriminación política. Manipulación del sistema electoral. Colapso del sistema de salud. Desvalorización de los símbolos patrios. Mucha impunidad. Aumento de ONGs de izquierda. Aumento de impuestos. Deterioro “estratégico” de la economía. Politización del poder judicial. Reformas a la Constitución. Destrucción física y moral de la FFAA. Y por ultimo para su consolidación final, que ya se viene, la expropiación de la propiedad privada.

Colombia está entrando en la primera de las tres etapas estratégicas, diseñados por el Foro de Sao Pablo, para la implantación de Neocomunismo, mediante la toma del poder por la vía del voto popular.

Atentos colombianos, estamos a tiempo de hacer las correcciones a semejante despropósito. Amanecerá y veremos, no va serles fácil. Colombia fue y será la cuna de la libertad de América Latina.

 

@rodrigueztorice