El primer gran fenómeno de ventas y de lectura (hechos que no son necesariamente coincidentes) de un libro en América, 1776, fue “El Sentido Común”, de Thomas Paine. Editado en Filadelfia, en solo tres meses vendió 120 mil ejemplares y expandió exponencialmente las ideas independentistas en las trece colonias norteamericanas. Es que, nada, ninguna otra cosa, produce tan buenos réditos políticos como el sentido común.

España está hoy en plena campaña para elegir nuevo gobierno el próximo domingo 28 de abril. Y el nuevo partido, VOX, sin representación hoy en las cortes, relativamente desconocido hasta las pasadas elecciones autonómicas andaluzas de diciembre de 2018, le ha impuesto, con su audacia y agudeza, la agenda de campaña a los otros partidos. Porque la agenda de VOX, es, precisamente, la agenda del sentido común. 

A la muerte del general Franco, España, tutelada –que no dirigida- por el rey Juan Carlos I, inició un exitoso proceso democratizador que constituyó un hito universal de modernización y progreso. La ley de amnistía, el “pacto del olvido”, los “pactos de la Moncloa” –sobre temas económicos y laborales-, la solución de la “cuestión regional” con la figura de las autonomías -referido, en particular a Cataluña, País Vasco y  Galicia- y el ingreso a la Unión Europea, produjeron un efecto esplendoroso.  España se convirtió en la octava economía del mundo, segundo destino turístico orbital y potencia cultural que recuperó  su condición de líder indiscutido entre los 21 países hispano parlantes.

Pero las cosas han cambiado, para mal, desde 2004. El gobierno socialista del presidente Rodríguez Zapatero, retrotrajo a España al imaginario de la época de la guerra civil (años treinta del siglo XX)  y de la dictadura de Franco. Detrás de sus leyes “progres” y “políticamente correctas”, los socialistas, además del desastre económico que conllevaron sus medidas populistas y demagógicas, revivieron fantasmas sedientos de venganza y obnubilados con las consignas de los anarquistas y los comunistas. Los socialistas, acompañados por la extrema izquierda de “Podemos”, pusieron en la palestra las mismas ideas y tópicos que condujeron hace más de cincuenta años a España a una guerra civil.

VOX, el nuevo partido de la derecha española, ha llegado a poner orden en el caótico debate que expandieron y exacerbaron ‘Zapatero’, Pedro Sánchez, su sucesor en la jefatura del partido y del Estado, y sus aliados, “Podemos” y los partidos secesionistas y republicanos -algunos con antecedentes terroristas o de apoyo al terrorismo-.

VOX es un partido sin complejos. Enarbola el sentido común con una contundencia y, particularmente, una elocuencia, que tiene enamorada a España y enfurecida a la mayoría de los políticos. 

La cúpula de VOX es calificadísima. No es que sean, propiamente, polímatas, pero todos son capaces de mantener el más alto nivel en el debate de los diversos temas políticos, económicos y sociales. En la campaña han querido que haya una calculada especialización, Referenciamos a tres de ellos: (1) Rocío Monasterio, una inteligente profesional de la arquitectura y la ingeniería, empresaria, madre de cuatro niños, “atiende” a la ultraizquierda feminista (“feminazis” las ha denominado) y los debates sobre igualdad de género, sesgados por los ultras hacia la “ideología de género”. Su familia se asentó en Cuba a principios del siglo XX, con notorio éxito empresarial, pero tuvo que huir cuando se entronizó la dictadura marxista; ello hace que tenga  doble nacionalidad y sepa hablar con muchísima propiedad de los estragos del comunismo. (2) Iván Espinosa de los Monteros, economista, políglota, empresario exitoso, se bate con soltura contra los ‘progres’ en los temas económicos y de política internacional. (3) Ignacio Garriga, el experto en uno de los temas más álgidos en el debate europeo: la inmigración ilegal. Su carta de presentación –además de la inteligencia y elocuencia, denominador común de la cúpula VOX-, es ser hijo de inmigrantes guineanos legales, tener piel negra y ser un catalán fiel a la unidad de España.

@IrreverentesCol

Publicado: abril 22 de 2019