Así van las condenas de los principales jefes de las AUC, extraditados a los Estados Unidos durante el gobierno Uribe.

 

Han pasado más de ocho años, desde que el gobierno del expresidente Uribe resolviera autorizar la extradición hacia los Estados Unidos de los principales jefes del denominado paramilitarismo (Ver “Vergüenza”). De la suerte de muchos de ellos, poco se ha vuelto a saber.

De cuando en cuando, la opinión pública se entera de que aún existen por la filtración a los medios de las declaraciones de ellos, sobre todo cuando apuntan al enlodamiento del buen nombre de Álvaro Uribe, a quien ellos odian con toda la fuerza posible, pues fue la persona que no dudó un instante en montarlos a un avión sin tiquete de regreso para que respondieran por los delitos que cometieron contra la sociedad estadounidense.

LOS IRREVERENTES tuvieron acceso a la información penitenciaria de algunos de ellos. En la carpeta se halla un dato que llama poderosamente la atención: el temible jefe paramilitar de la Sierra Nevada de Santa Marta, Hernán Giraldo Serna, fue puesto en libertad al siguiente día de su extradición, es decir el 14 de mayo de 2008.

Salvatore Mancuso. El 30 de junio del año pasado, la juez Ellen Huvelle le impuso una condena de 15 años y 10 meses de prisión la haberlo encontrado culpable del delito de conspiración para introducir cocaína a los Estados Unidos. Desde entonces, fue remitido al centro de detención metropolitano de Brooklyn. Volverá a la libertad el 8 de julio de 2020, cuando tenga 55 años de edad.

Francisco Javier Zuluaga Lindo, alias “Gordolindo”. Sentenciado originalmente a 21 años de cárcel, a mediados del año pasado, gracias a su colaboración con la justicia, un juez le concedió una rebaja de 7 años de sentencia. Está recluido en la cárcel federal del centro de Miami y recuperará su libertad el 12 de junio de 2019.

Ramiro Vanoy, alias “Cuco”. Era el jefe del denominado “Bloque Mineros” de las AUC que operaba en el nordeste antioqueño. Vanoy fue condenado a 24 años de cárcel. Está detenido en la cárcel federal del centro de Miami y se prevé que recupere su libertad el 5 de junio de 2028, con 80 años de edad.

Diego Alberto Arroyave. Recuperó la libertad el 7 de marzo de 2013.

Diego Fernando Murillo Bejarano, alias “Don Berna”. Sin duda el gran capo de las AUC, que empezó como miliciano del Epl, para luego convertirse en lugarteniente del capo del cartel de Medellín, alias “El negro” Galeano. Fue fundador de los “Pepes” y desde siempre fue cercano a los hermanos Fidel, Vicente y Carlos Castaño. Recibió una condena de 31 años. Está recluido en la cárcel federal del centro de Miami y volverá a ver la libertad el 16 de agosto de 2032, cuando tenga 71 años.

Juan Carlos Sierra, alias “El Tuso”. Fue uno de los primeros miembros de las AUC en ser solicitado en extradición, pero también el primero en salir de la cárcel gracias a su colaboración con las autoridades norteamericanas. Fue puesto en libertad el 14 de marzo de 2013; estuvo detenido menos de 5 años. Hoy vive en el sur de la Florida.

Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40”. Era uno de los jefes más poderosos de las AUC. Comandaba el denominado “Bloque Norte”. Desde que fue extraditado a los Estados Unidos, se negó a continuar colaborando con la justicia colombiana en el marco de la ley de Justicia y Paz. Fue condenado a 16 años de prisión. Está recluido en una cárcel de mediana seguridad en el condado de Saint Francis, Arkansas. Recuperará su libertad el 29 de diciembre de 2020, cuando tenga 59 años.

En un lapso de 14 años, Colombia ha vivido dos procesos de paz. En 2002 con las AUC y ahora con las Farc. Mientras los cabecillas de una organización están pagando largas condenas en cárceles norteamericanas, los de la otra serán “castigados” a través de la asignación de curules en el Congreso de la República.

@IrreverentesCol

Publicado: Julio 26 de 2016