Precandidatos Trujillo, Duque y Zuluaga sellan pacto de caballeros en LOS IRREVERENTES para evitar guerra sucia en el Centro Democrático.

La campaña que comienza estará colmada de dificultades. Los ataques de la tenaza que conformará la unidad nacional con las Farc contra la oposición que lidera el Centro Democrático serán demoledores. Procurarán utilizar todo lo que esté a su alcance para descalificar no solo al partido del expresidente Uribe, sino también a todo aquel que esté relacionado con la coalición política que el 2 de octubre del año pasado obtuvo la victoria en el plebiscito.

En el seno del CD empieza a tomar fuerza un pulso interno entre quienes aspiran a quedarse con la candidatura del partido.

Como en cualquier emulación política, surgen roces entre candidatos y sus seguidores. Es normal que quien quiera votar por determinado precandidato lo haga porque ve en él virtudes y cualidades que no halla en ningún otro.

Para nadie ha sido un secreto que desde hace un par de meses se ha desatado una campaña de desprestigio contra el precandidato Iván Duque llegando al extremo enfermizo de acusarlo de ser un miembro del comunismo internacional mimetizado en las filas uribistas. Aunque aquello es un chiste, más de un despistado cayó en la trampa que habilidosamente se ha venido promoviendo para sembrar la semilla de la desconfianza y la pugnacidad interna. (Puede leer también “Pónganse serios”).

LOS IRREVERENTES es un portal que no oculta su inclinación ideológica. Analiza la realidad nacional desde la óptica de la oposición política en Colombia y lo hace de frente y sin vacilaciones. Nuestros lectores, que son ciudadanos que no están de acuerdo con el rumbo que Santos le ha dado al país, esperan con ansiedad el momento en que corresponda acudir a las urnas para elegir al nuevo presidente de la República quien seguramente será el candidato del Centro Democrático o uno de sus aliados.

Las divisiones al interior del partido desestimulan a los electores que esperan de los aspirantes propuestas concretas para sacar al país del hueco espantoso en el que fue introducido por el gobierno de Santos.

Las escaramuzas internas también se convierten en un “papayazo” para la coalición Santos-Farc. Recientemente, Santos expresó su satisfacción por el hecho de que los uribistas estén enfrentados unos con otros.

Hay que ganar las elecciones de 2018. No es un asunto de vanidad ni de ansiedad de poder. Se trata de salvar a Colombia del peligroso destino socialista al que Santos y las Farc piensan conducirla. (Sobre este asunto, puede leer “La pelea será peleando”).

LOS IRREVERENTES le plantearon a los 3 precandidatos un pacto tendiente a que cada uno de ellos se comprometan a continuar su campaña sin hacer guerra sucia y proponiéndoles a sus seguidores que se concentren en la defensa de las ideas y los argumentos. Los 3 aceptaron la invitación.

Carlos Holmes Trujillo aseguró que “estoy totalmente de acuerdo con la iniciativa. Ese ha sido, además, mi estilo siempre. Creo en las campañas propositivas y jamás acudo a las descalificaciones personales”. Por su parte, Iván Duque respondió que “estoy dispuesto a firmar ese pacto porque es la forma en la que siempre he concebido la práctica de la política. Rechazo el ataque personal, rechazo la propaganda negra, rechazo la maledicencia. Creo que nosotros debemos darle al Centro Democrático y a Colombia un debate amplio de ideas de visiones de país y de gobierno”.

Òscar Iván Zuluaga expresó que “la campaña presidencial del CD tiene que ser un ejemplo de respeto, unidad y lucha por las ideas. Bajo estas premisas debemos actuar todos los líderes y seguidores del partido. Para garantizar que esto sea así es necesario definir unas reglas de juego que comprometa el accionar de todos los dirigentes”.

Uno de los aspectos que mayores contenciones produce en el seno del uribismo gira entorno al mecanismo de elección del candidato presidencial y ese asunto, si no se maneja con el cuidado que merece, puede ser el detonante de una gran crisis. Por eso, también le preguntamos a los 3 precandidatos sobre cuál debe ser el procedimiento que consideran debe ser implementado para definir quién va a ser el candidato.

Carlos Holmes Trujillo afirma que “el mecanismo debe ser un procedimiento abierto y democrático similar al que emplean los partidos en Estados Unidos y Francia”. Iván Duque insiste en que “el candidato debe ser escogido en una consulta abierta para que un partido que se llama Centro Democrático demuestre que tiene, como mecanismo para seleccionar su candidato, el más democrático de los sistemas: el voto de todos los ciudadanos”.

Òscar Iván Zuluaga finalizó diciendo que “la prioridad del partido es la unidad y ganar las elecciones en 2018 y para ello estoy abierto a cualquier mecanismo que lo garantice”.

La oposición tiene todo a su alcance para ganar el año entrante. La indignación nacional con la coalición Santos-Farc es creciente y cada día son más los colombianos que ven en aquellos que lideraron la campaña por el NO en el plebiscito una alternativa real de poder. Por eso, al fuego que lloverá desde la orilla santista no se le puede sumar el fuego amigo que se producirá si no se cumple el pacto propuesto por este portal y que Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque no dudaron en acoger.

@IrreverentesCol

Publicado: enero 16 de 2017