Aunque todavía no sabemos cuanto tiempo mas vamos a durar bajo el yugo del covid-19, cuando vamos a tener una vacuna o cuando volveremos a la normalidad, lo que si es un hecho es que nuestros hábitos de consumo cambiaron para siempre, muchas cosas llegaron para quedarse y otras pienso no volverán.

Aunque la demanda de bienes en general se fue para el piso, en algunos casos paso todo lo contrario, apareció una demanda por diferentes razones, en el sector inmobiliario pasó algo que muy pocos pensaron pasaría, mientras el mercado de oficinas ha caído drásticamente tanto la compra como el arriendo, en el sector de vivienda ha pasado lo contrario, la venta de inmuebles ha crecido, los conocedores dicen que se debe al teletrabajo, ya que por cuenta que hay mas personas en los hogares, muchos han salido a buscar espacios mas amplios donde toda la familia pueda convivir todo el día , todos los días. Lo mismo ha pasado con las casas de recreo en las afueras de las grandes ciudades, su demanda ha aumentado en compra y en arriendo ya que las familias se han dado cuenta que pueden vivir mas cómodamente en estos lugares mientras no tengan que ir al trabajo o a estudiar en la ciudad.

En el sector del entretenimiento el tema es todavía más complejo, a hoy siguen cerrados prácticamente todo, los cines, las discotecas, los parques de diversiones etc., esto ha hecho que gran parte de los recursos que antes las familias utilizaban para esto no se hayan usado, aquí el internet y las páginas de películas como Netflix y Amazon se han vuelto el pan de cada día de las familias, cabe anotar que en el tema de series y películas hay muy poco nuevo, durante la parte dura de la pandemia poco se produjo.

Para los amantes del deporte también ha habido cambios fundamentales de hábito, mientras en condiciones normales los horarios eran rígidos a primeras horas de la mañana o al final de la tarde, hoy en día con la flexibilización laboral y el trabajo en casa los horarios de deporte han cambiado, se encuentran huecos durante el día que son aprovechados para hacerlo, esto hace que el deporte cerca de casa sea cada vez más relevante.

Sobre el tema de los restaurantes siguen habiendo cambios fuertes, lo primero ya comentado es que los domicilios llegaron para quedarse, independientemente de el nivel del restaurante le será muy complicado dejar de prestar ese servicio, segundo, ya con los restaurantes abiertos se ve un cambio en lo que buscan los comensales, a hoy el tema de la experiencia, del momento y del especio se ha vuelto secundario, creo la calidad de la cocina va a ser preponderante frente al ambiente del lugar, por último los negocios de comida que tenían una dependencia importante y estaban situados cerca de oficinas, en centros financieros siguen muy golpeados, el tele trabajo sigue firme y todavía es muy poco el número de personas que van a las oficinas, lo mismo pasa con los de las medias nueves, el embolador etc., que dependen que se reactiven las oficinas.

Como ven estos son solo algunos ejemplos de cambios, seguro hay muchísimos más, esto implica que cualquier nuevo negocio o emprendimiento sea acorde con esta nueva realidad.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: octubre 26 de 2020