A lo largo de los últimos meses, LOS IRREVERENTES hemos informado sobre los cuestionamientos que existen sobre el controvertido empresario Remberto Merlano, conocido en el mundo de los negocios como “el zar del alumbrado público”.

Los Merlano son un clan empresarial y político del departamento de Sucre. A lo largo de los últimos años han sabido mezclar hábilmente la política y los negocios.

Desde mediados de la década de los 90 del siglo pasado, cuando las principales ciudades de Colombia empezaron a delegar en empresas privadas la administración y mantenimiento de las redes de alumbrado público, Merlano empezó a consolidarse como el empresario con mayor experiencia en esa área.

De acuerdo con un dirigente gremial de la ciudad de Barranquilla, “Remberto Merlano es un hombre muy hábil e inteligente que supo estructurar un negocio en el que básicamente tiene que dedicarse a contar dinero. Su error ha sido el de incumplir y manipular a su antojo los pocos compromisos que tienen los contratos que ha celebrado con diferentes ciudades del país”.

(Puede leer “Auge y caída de un zar” y “El zar de las maniobras”)

Tal y como recientemente informó este portal, un hermano de Merlano que además funge como gerente de su principal empresa, Diselecsa estaba siendo investigado por haber violado a una menor de edad en la ciudad de Neiva.

En efecto, la fiscalía general de la nación adelanta una investigación contra Emiro Antonio Merlano Rueda a quien se le señala de haber “comprado” la virginidad de una niña de 15 años a quien luego violó.

Las pruebas contra el gerente de Diselecsa son tan contundentes que en las últimas horas un juez de control de garantías de la ciudad de Neiva ordenó su captura al considerar que él es un peligro para la sociedad que además puede valerse de su capacidad económica para manipular el proceso penal que se le adelanta.

La historia es francamente sórdida. Emiro Antonio Merlano Rueda, en su condición de gerente de Diselecsa, empresa que administra la red de alumbrado público en más de 5 grandes ciudades de Colombia, contrató a dos mujeres para que le consiguieran una niña que aún fuera virgen. Las mujeres cumplieron con el cometido de engañar a una humilde jovencita residente del área rural cercana a la ciudad de Neiva. La víctima fue llevada contra su voluntad a los aposentos de Merlano donde fue abusada física y psicológicamente por el empresario que, a su vez, pagó una gruesa suma de dinero a las proxenetas que le llevaron a la víctima hasta el lugar donde se encontraba alojado.

La fiscalía ha podido establecer que Emiro Antonio Merlano abusó por lo menos en 4 oportunidades de la menor de edad. En uno de los encuentros con la desvalida joven, el gerente de Diselecsa, además de violarla, la golpeó salvajemente, tal y como se ha podido confirmar en la investigación.

Luego de haber cometido los abusos, la víctima fue abandonada en un potrero en las cercanías del terminal de transportes de la ciudad de Neiva.

Hace algunas semanas, cuando LOS IRREVERENTES mencionaron la existencia de esta investigación, uno de los integrantes del clan, el supuesto actor Antonio Merlano –hijo mayor de Remberto- profirió una muy seria amenaza contra este portal (Puede leer “Hijo de Remberto Merlano, amenaza a LOS IRREVERENTES”).

A pesar de las presiones y los intentos por manipular, la justicia está obrando con entereza y verticalidad. La captura de Emiro Merlano es un demoledor golpe para ese grupo familiar que había delegado en él la administración del alumbrado público en muchas ciudades de Colombia, uno de los negocios que más ha enriquecido a los Merlano.

@IrreverentesCol