Pase la página, supérelo y deje así son algunas las expresiones que la izquierda, compuesta en parte por los mismos victimarios, nos lanza a diario a todos los que aun estamos atorados con los sapos que nos mandó a tragar Santos con el Pacto de La Habana. Lamentablemente ese mensaje es ampliamente difundido en la mayoría de los programas de opinión en radio y televisión donde además nos quieren hacer creer que, a pesar de haber obtenido triunfos electorales significativos, nos hemos convertido en una minoría que no es capaz de perdonar (como si ese fuese el problema).

El perdón es disculpar una ofensa y, teniendo en cuenta su característica volitiva, esto es imposible de imponer.

Colombia es un país de centro derecha, aunque la izquierda nos quiera hacer creer lo contrario, porque insisten en que no tenemos las mayorías en el Congreso. Colombia es un país que quiere el capitalismo, respeta la democracia y ama la libertad. Si tenemos en cuenta que las prácticas electorales en Colombia fueran

Atacar al Centro Democrático es políticamente correcto. No hay filtros.

Es cierto que el camino para recuperar el rumbo no es fácil.

Tuvimos  que aguantarnos, a la fuerza por supuesto, la masacre de nuestras instituciones para que los máximos responsables de delito horrendos no tuvieran que pisar una cárcel y darles elegibilidad política.  Elegibilidad que  no se circunscribe únicamente como algunos quieren creer a las curules obsequiadas en el Congreso.

@ANIABELLO_R

Publicado: mayo 24 de 2019