El magistrado Felipe García asegura que acuerdos con las Farc deben estar firmados antes de que se convoque el plebiscito.

LOS IRREVERENTES. El Consejo Nacional Electoral debe decidir en los próximos días la reglamentación para la campaña del plebiscito con el que se pretende aprobar o improbar popularmente los acuerdos entre el gobierno y la organización terrorista de las Farc. ¿Cuál será el procedimiento a seguir: los promotores del SÍ y del NO deben inscribirse?

FELIPE GARCÍA ECHEVERRI: Esa es una de las materias que será objeto de reglamentación por parte del Consejo Nacional Electoral. Hay que aclarar varias cosas. Se trata de un mecanismo de participación ciudadana, pero que surge como producto de una ley que fija unas condiciones especiales.

Cuando la Corte Constitucional hizo el control de constitucionalidad de ese plebiscito, dio unos lineamientos generales de lo que debe ser ese plebiscito, mientras que la reglamentación particular deberá ser realizada por el Consejo Nacional Electoral. Valga resaltar que la ley que convoca a ese plebiscito tiene algunos vacíos, los cuales deberán ser llenados por el CNE a través de la reglamentación.

L I. ¿Ustedes como máxima autoridad electoral del país se han tomado el tiempo de oír las inquietudes de los diferentes sectores, es decir de los promotores del SÍ y del NO?

F G E. A comienzos de agosto el Consejo Nacional Electoral convocó a una audiencia cuyo objetivo fundamental fue el de escuchar a los partidos políticos y a todos los grupos interesados en el plebiscito. Oímos sus opiniones en materia de reglamentación.

L I. Está muy bien que convoquen a los interesados y los oigan, pero lo más importante es que el Consejo decida cuanto antes la reglamentación.

F G E. Debíamos empezar la discusión de la reglamentación el miércoles de la semana pasada, pero desafortunadamente el presidente del Consejo Nacional Electoral se encontraba por fuera del país atendiendo un compromiso de la entidad. Así mismo otro magistrado estaba de vacaciones, razón por la que no hubo quorum y no pudimos empezar el debate. Espero que a partir del próximo martes avoquemos esa tarea.

L I. ¿Para el momento en que el plebiscito se someta a consideración popular, los acuerdos ya deben estar firmados, o basta con que tengan un visto bueno como ha dicho el presidente Santos?

F G E. Naturalmente. De lo contrario, el plebiscito no tendría sentido porque lo que se somete a consideración son los acuerdos y si éstos no están firmados pues no se podrían divulgar. Recuerde usted que la Corte Constitucional ha dicho que la ciudadanía, antes del plebiscito, debe conocer el contenido íntegro de los acuerdos. Si se están sometiendo unos acuerdos a la consideración de la ciudadanía, mal podrían cambiarse luego de que ésta, la ciudadanía, se pronuncie sobre los mismos. Los acuerdos han de estar firmados antes del plebiscito.

L I. Hablemos un poco de los tiempos para que nuestros lectores tengan conocimiento de los mismos, puesto que ha habido demasiadas interpretaciones. Dicen que el plebiscito se va a votar en septiembre. Otras voces aseguran que será en noviembre. ¿Realmente cuándo se llevará a cabo esa votación?

F G E. La ley establece que el presidente de la República envía al Congreso, con la firma de todos sus ministros, la noticia de su intención de convocar a un plebiscito. La fecha para que se lleve a cabo no puede ser antes de un mes desde que esta comunicación sea enviada al Congreso, ni puede tardar más de 4 meses. El Congreso tendrá 30 días para pronunciarse.

L I. Hay un asunto que es muy importante y que tiene que ver con la reglamentación de la propaganda tanto para el SÍ como para el NO. Con preocupación estamos registrando que el gobierno y sus adláteres están haciendo una desaforada y exagerada publicidad a favor del SÍ. ¿Cómo impedir que se desborde la propaganda oficial?

F G E. Aquí estamos viendo que está sucediendo exactamente lo mismo que en las elecciones ordinarias con la propaganda electoral anticipada, que el año pasado fue objeto de muchas decisiones y pronunciamientos por parte del Consejo Nacional Electoral que lo llevó a tomar medias de policía administrativa, ordenando el desmonte de esa propaganda.

En tanto no esté convocado el plebiscito, mal podría haber propaganda en relación con el mismo. Hemos sido testigos de propaganda tanto por el SÍ como por el NO en distintas manifestaciones. Eso, naturalmente preocupa y la sala plena del CNE deberá tomar decisiones al respecto.

L I. ¿va a haber topes para la financiación de las campañas por el SÍ y por el NO?

F G E. Ese es uno de los temas más importantes que deberá ser reglamentado. Los mecanismos de participación ciudadana llevan topes. Previendo que este año se iba a llevar a cabo un plebiscito para refrendar los acuerdos de paz, el CNE expresamente dijo a través de una resolución que éste tendría un tratamiento especial. Por eso le insisto que en la reglamentación, el asunto de los topes resulta de singular relevancia y será uno de los primeros que debemos evacuar.

L I. Existe el temor en muchos sectores en el sentido de que la multiplicidad de comités tanto por el SÍ como por el NO, desequilibren la balanza. ¿Cómo hacer para que al margen del número de comités que se inscriban, los promotores de ambas opciones tengan exactamente las mismas garantías?

F G E. Esa es parte de la discusión que se tiene que dar porque cuando hablamos de un mecanismo como este, lo primero que se tiene que mirar es si hay un solo comité para cada alternativa o si, por el contrario, va a haber multiplicidad de comités. Al ser un plebiscito de carácter nacional, se plantea el interrogante sobre cuál debe ser el número de comités por cada una de las opciones y será uno de los temas que la sala plena del Consejo Electoral deba abordar.

En segundo lugar, y paralelo con eso, determinar si los topes se predican para cada opción o si se predican individualmente para cada uno de los comités. Lo que muy seguramente se buscará por parte del Consejo Nacional Electoral es que si la alternativa es que haya multiplicidad de comités, ese número de comités esté limitado para efectos de poner el tope de gastos y los espacios en los medios de comunicación.

L I. ¿Entre los asuntos que van a discutir durante la reglamentación del plebiscito, está contemplada la posibilidad de abrir la inscripción de cédulas?

F G E. No obstante que la Registraduría ha dicho que con los tiempos previstos es bastante difícil hacer inscripción de cédulas, en efecto ese es uno de los temas materia de análisis por parte del CNE.

Adicionalmente, en relación con la votación con en el exterior, también se analizará si ésta va a ser de un solo día como en Colombia, o si por el contrario se abrirá la opción para que la votación se haga a lo largo de una semana.

L I. ¿Para poder llevar a cabo la votación del plebiscito es necesario que las Farc hayan entregado previamente sus armas?

F G E. En efecto se ha suscitado una discusión en relación con lo que ha dicho la corte respecto de la dejación de armas, previa la votación del plebiscito. Se requiere garantizarles a los electores que puedan concurrir a las urnas sin que medie ningún tipo de amenaza ni constreñimiento. No se puede hacer proselitismo por parte de actores armados. No se puede poner en peligro la libertad de los electores.

L I. En su criterio: ¿las Farc deben estar concentradas y desarmadas el día que se va a votar el plebiscito?

F G E. Desafortunadamente, dada mi condición, no estoy habilitado para dar una opinión en ese sentido. Lo que sí le puedo decir es que como autoridad electoral, como máximo órgano electoral administrativo del país y con el cometido fundamental de garantizar que el proceso se adelante en condiciones de equilibrio y con plenas garantías para todas las personas que participan de él, para el Consejo Nacional Electoral se hace indispensable que exista la certeza de que no se atente contra la libertad del elector. La presencia de armas en un debate democrático desdice de esas garantías y de esa libertad.

@IrreverentesCol