Me puse a revisar todos los comunicados de prensa (Se coloca Control L y se ponen las palabras a buscar) del actual Gobernador Edwin Besaile, cuando era aspirante y estaba en campaña (Eso es lo bueno de los comunicados en Internet), y en ninguno encontré alusión alguna a que fuera a fragmentar o segregar municipios de Córdoba, incluida su capital.

De manera clandestina y veloz, un Proyecto de Ordenanza en la Asamblea de Córdoba busca quitar una parte del territorio de Montelíbano para entregarlo a San José de Uré, con lo que se alteraría, indudablemente, el porcentaje de regalías que recibe Montelíbano de Cerro Matoso. Con esta ‘jugada’, o ‘vuelta’ como dicen en el mundo del hampa, los diputados tratan de ‘arreglar’ el entuerto perverso que hicieron cuando crearon ese ‘increable’ municipio.

Creo que más demoró la creación de Uré, en aquel entonces en la Asamblea, que meterse en problemas su primer alcalde. Quien ostenta el asquiento récord de ser el primer alcalde de elección popular de Uré en irse preso por corrupción. Los que siguieron no han estado alejados de sindicaciones por malos manejos. Pero muy a pesar de conocerse estos antecedentes, los actuales diputados de Córdoba, con el pleno respaldo del Gobernador y los partidos que hacen parte de su coalición, buscan hoy premiar a este inviable municipio de Uré.

El argumento es el mismo hipócrita de siempre: que lo que se busca es acabar con la pobreza y la desigualdad. Pero la realidad es otra, es la eterna búsqueda de las regalías de Cerro Matoso. En especial del último ‘chupo’ que queda, ya que la mina está llegando a su fin.

¿Si no existiera esa mina allí existiría esta ‘urgente’ y clandestina iniciativa? Por supuesto que no. Jamás y nunca los diputados de Córdoba se han movido por intereses altruistas o porque les preocupe el bienestar de los ciudadanos o el desarrollo de las regiones. Lo único que les importa son sus intereses personales. La Asamblea de Córdoba es un rebuscadero y pensionadero, en donde todo Proyecto de Ordenanza tiene un precio. Así lo me lo han afirmado en privado exgobernadores y exgobernadoras.

Jaime Torralvo, el hombre que democratizó el robo en Córdoba, se jactaba de poseer una arrugada hoja en donde estaba anotado todo el billete que le había dado a los Diputados, para evitar ‘injustos’ reclamos y espantar a los avispados o avispadas. Con Torralvo se puso de moda una vieja frase de los pelaos, cuando jugaban en la calle: “La mae’ el último”. ‘La mae’ el último para el que no robe’.

Y desde Torralvo nada ha cambiado, a lo mejor sí, se roba sin tanto desorden y recocha. Ya que este es un serio ‘oficio’, que debe tomarse con ‘respeto’.

Pero resulta que el actual Alcalde de Montelíbano, Francisco Aleán, en declaraciones al canal de televisión y programa Zoom Informativo Noticias, afirmó que diputados le hicieron una contraoferta para retirar o hundir el proyecto de ordenanza, y que la ‘vuelta’ estaba en 500 palos. El Alcalde dijo 500 millones de pesos, yo soy el que le puso ‘palos’, para llevarlo al contexto real, el del bandido. Ver Declaración del Alcalde de Montelíbano.

Lo grave de esta acusación, es que el Alcalde no ha ido a la Fiscalía o Procuraduría a poner la denuncia. Él es un servidor público que está en la obligación de hacerlo, por haber conocido del ofrecimiento.

Se me hace vergonzoso e indignante, que este Departamento, que ya está fragmentado y segregado por la violencia, exclusión, pobreza e iniquidad, lo fraccionen ahora por repartirse el ‘vuelto’ que queda de las regalías de Cerro Matoso.

Pero aquí no termina todo. Los tipos, los de la asamblea de Córdoba, vienen por Montería. Y esto es calculado, esto no es un embeleco o algo espontáneo, esto hace parte de un perverso plan para fraccionar a Montería y tomársela políticamente. Es por ello que mientras avanza la ‘jugada’ con Montelíbano – Uré, un par de diputados, uno del Partido Liberal y otro del Partido de la U, comenzaron a ‘orientar’ un debate sobre la ‘necesidad’ que la margen izquierda de Montería se segregue de la Capital de Córdoba.

Esto es al estilo mafia. Reuniones secretas en donde se decide quien entra a la ‘familia’ o quien se muere. En este caso, quien sigue como municipio entero o cuál se fracciona. Y después de la votación de las diferentes familias políticas, hay que cumplir la orden de la ‘comisión’ (En alusión a las cinco familias del crimen organizado que operan en Estados Unidos y llamaron la ‘Comisión).

Bueno, todo parece indicar que la misión es segregar la Margen Izquierda de Montería y convertirla en municipio. Se amparan en el olvido hacia esa zona de Montería, razón que no es mentirosa. Esa parte de la ciudad estuvo sumida al olvido de muchos alcaldes de la ciudad, con el beneplácito de todos los jefes políticos que hoy están mandando, pero que en aquellas épocas eran solo subalternos de los capos políticos.

Pero desde hace 8 años la Margen Izquierda de Montería ha estado consentida, por decirlo de alguna manera. Es tal la necesidad que hay, en esta área de la ciudad, que cualquier obra que se haga siempre va a parecer poca. Pero, como dice un viejo proverbio árabe, para recorrer un camino de muchos kilómetros, hay que empezar con los primeros pasos.

Entre las obras de impacto social que se han realizado en la Margen Izquierda de Montería, Comunas 1 y 2, están: El Megacolegio El Dorado, alcantarillado de El Dorado, sede de la Alcaldía, pavimentación de diferentes vías. Pero mejor les dejo este enlace dónde encontrará todas las obras contratadas y si hay alguna que no se hizo, reclame.

Es tal el desarrollo de la Margen Izquierda, que Comfacor decidió construir allá su sede. Ni escribir de los proyectos de inversionistas privados que hoy se están armando para esa parte de la ciudad.

 Además quiero agregar, que allá, en la Margen Izquierda, está uno de los mejores restaurantes de carnes de la ciudad, Los Potrillos. Nadie invierte tanto dinero en un área que no va a crecer, ni siquiera los mafiosos para lavar su dinero.

No faltará quien diga que yo respaldé al Gobernador de Córdoba en su debido momento y que ahora lo critico. Es que yo jamás le escuché decir que iba a fraccionar a Córdoba y que iba a segregar a Montería. Otra cosa, esta es mi respetuosa opinión. No estoy de acuerdo con fraccionar ningún municipio de Córdoba, hasta tanto no haya estudios responsables y serios de por qué es necesario. Soy un convencido de que Córdoba debería tener 50 municipios, por lo menos; pero esto no es para crear fortincitos de poder político o feudos, es para generar más cohesión social, identidad y desarrollo a los cordobeses. Pero que sean sociólogos o especialistas de otros países que tienen la experiencia en el tema, como españoles, alemanes o franceses, quienes nos pueden dar lecciones de descentralización u autonomía, en donde nos muestren los aciertos y desaciertos. Esto no es con apellidos de familias o dinastías políticas.

Y que quede claro. No estoy de acuerdo que un ‘combo’, ‘familia’ o ‘comisión’ se reúna a decidir nuestra autonomía territorial. Si esto es ser enemigo, lo soy desde ya. Y la autonomía territorial de Montería se respeta, y es de los monterianos, no de los sahagunenses. Y que cada quien saque su rula.

@tonsanjr