Uno de los problemas más grandes que traen unas elecciones tan cortas como las que se avecinan, es que difícilmente se llega al fondo de las propuestas de los candidatos bien sea para Presidencia o para corporaciones públicas. Todo este nuevo tema mediático y de redes sociales hace que mensajes cortos o “slogans” buenos marquen la diferencia.

Lo anterior es muy grave para la democracia y también para los candidatos que verdaderamente tienen bagaje, conocimiento y propuestas sólidas. El elector puede nunca llegar a conocer y entender las propuestas de los candidatos.

En el tema económico es donde es más claro el engaño porque se pueden hacer propuestas que pueden ser vendedoras para los colombianos, pero que no pueden explicarse con números porque simplemente no dan. Me voy a centrar en algunas de estas propuestas para demostrar que son tan descabelladas que dan risa.

  1. Acabar con el IVA. Claramente la persona que propuso esto conoce más de maternidad de pingüinos que de economía. Hoy en día el IVA representa más del 30% de los ingresos de la nación. Lo más interesante de esta propuesta es que no dice como va a recaudar esos recursos, o que nuevo impuesto va a poner para hacerlo.
  2. Acabar la minería. Esta es otra utópica propuesta ya que, acabando la minería legal -la que paga impuestos-, solamente se termina fomentando la minería ilegal. Además, la minería representa para la economía colombiana muchos recursos y da también muchos empleos. Adicionalmente, tendríamos que importar todo lo que no produjéramos porque muchos de estos son productos que necesitamos.
  3. Cobrar más impuestos a las empresas. El personaje que propuso esto parece que no ha leído un periódico en los últimos tres años. Se ha venido demostrando hace tiempo que Colombia tiene ya una de las tasas impositivas más altas para las empresas y que están ahogadas a más no poder.
  4. Convertirnos en una potencia turística para reemplazar la minería, sobretodo el ecoturismo. Temo decirle al que propuso esto que nos falta demasiada infraestructura para poder llegar a esto y que el ecoturismo, por lo general, es de personas que gastan pocos recursos. Además, muchos de estos sitios dedicados al ecoturismo están todavía en manos de grupos al margen de la ley.

Como ven, solamente cogí cuatro de las muchas más que hay rondando. Ninguna aguanta ni el análisis porque son fantasiosas y absurdas. La situación fiscal del país es demasiado compleja para llegar siquiera a pensar que algún incompetente de estos, que promulgan estas ideas, puedan acceder al poder.

El populismo, hoy en día encarnado en la izquierda, ha venido promulgando esta clase de propuestas que, generalmente, van de la mano de teorías como dejar crecer la inflación, desincentivar la inversión extranjera, prohibir las importaciones de determinados productos, dejar de pagar la deuda externa, cerrar la economía etc.

Invito a los colombianos a no comer cuento. Ya nos pintaron mariposas y nos engañaron con el cuentico de la paz, ahora debemos ser muy críticos con esta clase de propuestas.

Para los que todavía no lo saben, estoy en la lista del Centro Democrático como candidato al Senado de la Republica con el número 35.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: diciembre 18 de 2017