Estamos a dos semanas de las elecciones para Congreso y ya arrecian los ataques virulentos contra el Centro Democrático y Álvaro Uribe Vélez. Sienten pasos de animal grande y que el cambio está cerca, el país no aguanta más un gobierno tan sumamente mediocre y corrupto donde al presidente ya no lo respalda ni esa élite que se ha aprovechado de su impopularidad para desangrar al país.

Estas elecciones serán tal vez las más cruciales de los últimos años. Acá estamos definiendo el modelo de país que queremos, al punto de volvernos otro país sumido en el populismo de izquierda o retomar el sendero de la defensa del Estado de derecho, la propiedad privada y el emprendimiento.

El país no ha podido reaccionar después de los malos resultados económicos del año pasado. Las encuestas presidenciales tienen a Gustavo Petro como el más probable ganador de las elecciones presidenciales siendo él un personaje que ha demostrado su ineptitud para administrar y con gran semejanza ideológica y corrupta a la Venezuela actual. Bajo estas condiciones de incertidumbre, no llegará por ahora inversión extranjera ni reaccionará la economía o el consumo de los hogares. La gente de bien está con pánico.

La agencia calificadora internacional Moody’s rebajó a principios de esta semana la calificación de riesgo país. Esto es bastante grave ya que nos acercamos al límite donde los capitales golondrina saldrían asustados. Ya lo habíamos advertido antes, la situación fiscal colombiana está bastante deteriorada, el Estado creció demasiado y el derroche fue apoteósico.

Afortunadamente, los colombianos no somos pendejos. No dejaremos que nuestro país caiga en ese fango populista, vamos a ganar las elecciones y retomaremos el rumbo que se perdió.

Muchas cosas debemos hacer para lograr crecimientos más altos y constantes. La disminución del Estado, la competitividad tributaria y, por supuesto, la seguridad y la legalidad lo harán realidad.

Mi grano de arena para ayudar al país en este cambio empieza con mi decisión de llegar al Senado de la República y trabajar para ustedes con ahínco. Tengo muchos desafíos e ideas para ayudar a los colombianos, estoy seguro que les voy a cumplir a mis electores con creces si ustedes me dan la oportunidad.

Es muy importante que el próximo 11 de marzo votemos masivamente. El resultado de estas elecciones seguro cambiará el rumbo de las encuestas y el de las elecciones presidenciales.

Tenemos que estar preparados para más ataques, tanto del gobierno como de esa izquierda que está envalentonada y que por el hecho de no poder defender el modelo económico que les gusta, buscan métodos tipo guerra de guerrillas para atacar a los adversarios. Vendrán más hackers, más grabaciones y más testigos falsos, es por eso que es importante no ser tan pendejos y contratacar.

Por último, les recuerdo que soy candidato del Centro Democrático al Senado de la República con el número 35.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: febrero 26 de 2018