La historia nos repite constantemente que los momentos difíciles saca los mejor de las personas, une muchísimas veces a los enemigos para luchar por una misma causa, aunque Colombia no es la excepción si vemos personas que insisten en aprovecharse de estos momentos para sacar réditos económicos, políticos y sociales.

Aunque todos los días aprendemos mas y mas acerca de esta crisis y nuestro vocabulario tiene infinidad de palabras nuevas, mi hijo de seis años habla con seguridad acerca del coronavirus, de contagio y de cuarentena, parece que algunos líderes no han entendido la dimensión del reto que se nos avecina en un futuro no muy lejano.

Así como veremos en Latinoamérica un crecimiento grande de la pobreza, muchos de los que habían logrado salir de esta en los últimos años volverán a recaer, seguramente también veremos emerger una nueva casta de nuevos ricos que lograron aprovechar la pandemia y hacer negocios no tan santos a base de contratos, ayudas, mercados y material médico, a estos la sociedad debe darles la espalda, nunca es el momento de quitarle al necesitado en beneficio propio, mucho menos en momentos de crisis. He tratado con unos amigos de ayudar a población vulnerable con unos mercados, y con base en esto siento decirles que mucha de la ayuda del gobierno no está llegando a donde debe, los organismos de control deben tener los ojos muy abiertos para controlar esto, fuera que tenemos pocos recursos, no podemos dejar que algunos inescrupulosos los mal utilicen.

También es cierto que el gobierno Duque ha tenido que romper paradigmas en cuanto a su régimen fiscal, económico y de subsidios, pero esto no implica que hacia futuro el Estado se convierta en un benefactor universal de estos subsidios porque no tiene los recursos y porque es mas eficiente utilizar los pocos que hay en programas que a largo plazo mejoren las condiciones de vida de las personas en vez de dar limosnas hoy. Ciertos sectores quieren aprovechar estos momentos para presionar cambios económicos que no tienen ni pies y cabeza pero que a la luz de una sociedad necesitada dan beneficios políticos, a estos también tenemos que pararlos de raíz en su empeño de dividir en momentos de crisis y de crear falsas expectativas.

Mientras la mayoría de los colombianos miramos como salir de esta crisis, como ayudar al vecino, a los conocidos,  unos pocos ya están maquilando como ganar las elecciones en el 2022, esto no tendría nada de malo si lo hicieran en franca lid, el problema es que lo quieren hacer utilizando lo mas bajo de la política, creando delitos donde no los hay, inventando escándalos mediáticos que terminan dejando muchos heridos inocentes en el camino y hasta llevando a sus rivales políticos ante la justicia por supuestos hechos manipulados para solo quieren sacarlos del camino. No nos podemos dejar embutir otro montaje como el del hacker del 2014, bastante daño nos hizo.

Todo tiene su momento, este no es el del crecimiento individual si no el de la ayuda colectiva, a los que quieren remar solos en su propio beneficio, que sigan solos, no les pongamos atención, mientras los  que quieren hacerlo conjuntamente y buscando el bien común sigámosle la pista, aunque surgirán nuevos ídolos de barro estos se notan chimbos desde lejos.

Cada día me queda mas claro que una apertura gradual de la economía mas rápida tendrá muchísimos beneficios a mediano plazo, la solución no es quedarse en cuarentena de por vida, eso no lo resiste nadie ni ningún país.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: mayo 18 de 2020