Qué más te da, no es comunismo. Que sepan que hay gente que trata de confundirnos...

Fue Alejandro Sanz, 2003, quien con esta canción expresó todo lo que sentía con respecto a una doctrina económica, como diría el profesor Eric Roll, que se impuso desde finales del siglo XIX. Roll, comenta que a Marx hay que ponerlo en un lugar diferente dentro de la historia de las doctrinas económicas y políticas. Según Roll, en la actualidad se considera a Marx como un economista clásico, pero tanto sus partidarios, como detractores, lo consideran que sus postulados corresponden más un político.

Carlos Enrique Marx, nació en Taveris en 1918, de familia judía de clase media. Su padre lo envió a estudiar a las universidades de Bon y Berlín donde se involucró con los movimientos revolucionarios que comenzaban a presentarse en los residuos de la antigua Alemania de Bismarck, aquel canciller conservador  quien tras su victoria en la guerra franco prusiana supuso la unificación de los estados entorno a Prusia, exceptuando Austria.

Cuando Marx advirtió que era insostenible una carrera académica teniendo en cuenta la situación reaccionaria que vivía Alemania en ese entonces, optó por el periodismo para difundir sus ideas más políticas, que económicas.

Marx, ingresó a los grupos de jóvenes hegelianos, con los cuales se identificó de entrada siendo Hegel su posterior patrocinador económico, tanto en Berlín, como en Londres. La Gaceta del Rin se encargó de difundir sus primeras ideas con respecto a la crítica situación social que se vivía.

Tal vez, lo que Marx nunca imaginó fue que todo su movimiento se convirtiera en una tiranía política al mejor estilo de la Granja de George Orwell donde los cerdos, como Maduro y todo su régimen corrupto y amoral, van acabando con todos los animales de la granja con el fin de sostenerse en el poder como se ha evidenciado durante todo el siglo XX.

El Socialismo Bolivariano del siglo XXI es una clara muestra de lo anterior. Lleva más de 20 años en el poder con el inexplicable silencio cómplice de Michelle Bachellet, calentando silla en la ONU,junto con todos sus compinches del Foro de Sao Pablo, incluido el gran Lula da Silva de quien se guardaban todas las esperanzas para fomentar este movimiento más político que económico donde Odebrecht sería la punta de lanza para fomentar la corrupción en todo el hemisferio latinoamericano que hoy tiene en la cárcel a más de un dirigente político, menos a Juan Manuel Santos, receptor de los oscuros dineros de Odebrecht en su campaña para el 2010 y posteriores; de tal manera que todavía existe la foto de JMS junto con Germán Vargas Lleras y las ministras impolutas inaugurando lo que hoy se conoce como la Ruta del Sol.

Volviendo al Foro de Sao Pablo del cual fue parte Hugo Chávez Frías, como promotor de su doctrina política la cual tuvo sus repercusiones en todo el continente suramericano, caribeño, a tal punto que los nicaragüenses bajo el yugo de Ortega, con su santera señora, viven su propia pesadilla al igual que todos los venezolanos, bolivianos, cubanos bajo la tiranía de los Castro sesenta años después.

Veinte años después, el bravo pueblo venezolano trata de romper el yugo impuesto por Maduro y régimen corrupto y amoral, similar al que impuso JMS durante sus ocho años de gobierno para llegar al acuerdo de paz con las Farc y todos sus compinches desconociendo, como buen tirano socialista, el triunfo del No aquel octubre de 2016 cuando los colombianos nos levantamos en contra de esa infamia llamada proceso de paz con las Farc.

Tal vez, lo que Marx nunca imaginó fue que un alumno aventajado de Chávez como lo es Maduro, como lo fue Stalin para Lenin, o Lenin para Stalin, qué más da, llegara a tal punto que convertirse en el mismo verdugo, en el mismo yugo para su propio pueblo.

Teniendo en cuenta que se viene las elecciones regionales en octubre, sería bueno que los bogotanos reflexionáramos con respecto al espejo que tenemos de Venezuela bajo el régimen corrupto y amoral de Maduro y sus compinches porque la izquierda carnívora está haciendo una campaña silenciosa pero muy efectiva con el fin de tomarse, de nuevo, el Palacio de Liévano con los resultados de todos conocidos después del Petro Caos.

Ya, lo dijo Trump en su discurso a la Nación: Socialismo no es una opción.

Y, se viene Berni Sanders.

Y, López Obrador en México.

Y, Claudia Nayibe.

Qué pesadilla tan infinita….

Puntilla: Qué decepción tan grande, la del Centro Democrático para Bogotá. Más bien, ¡Qué Papayaso!, ¿mamados de la izquierda en Bogotá y eligen a una candidata de izquierda? ¿Disidencias uribistas a la vista?

@RaGomezMar

Publicado: febrero 26 de 2019