Los  partidos políticos de oposición presentaron un proyecto de ley en virtud del cual se busca que el voto sea obligatorio desde los 16 años. La idea es que el sufragio se ejerza desde 17 años para las elecciones del 2022 y desde los 16 años para las elecciones de 2026.

El día martes 4 de septiembre quedó radicada la iniciativa de ciertos partidos políticos de extrema izquierda para que se cambie de manera radical las “reglas de juego” democrática en nuestro país. Diversos puntos de la propuesta llamaron la atención porque resulta evidente la intención electorera de las medidas planteadas.

La reforma política de la oposición busca limitar el tiempo de permanencia en las corporaciones públicas, implementación del voto obligatorio, diversos estímulos para que la gente se interese por las jornadas democráticas, pero sin duda lo más complejo es lo comentado de la reducción en la edad para poder ejercer el voto. 

Al hacer un análisis de lo que sucede en diversos países se hace evidente como la izquierda ha tenido iniciativas similares a lo largo y ancho del continente. En el año 2004 fue el kirchnerismo que propuso en Argentina la reducción en la edad para poder sufragar pues eran consientes que el voto joven es volátil y mucho más fácil de manipular.

No se puede permitir que ese tipo de medidas pasen en nuestro país. Es absurdo que se reduzca la edad para poder votar pues es claro que a los 16 años no se tiene la capacidad de tomar una decisión tan fundamental para el futuro de un país.

Antes que disminuir la edad para poder sufragar; se hace necesario que la misma se aumenta a los 21 años pues se hace patente que ni siquiera a los 18 años se está totalmente preparado para decidir respecto al futuro de un país. Si a los 18 años un elector puede ser fácilmente manipulable.. ¿Cómo sería a los 16 años?

@josecuellob

Publicado: septiembre 6 de 2018