Los niños en Venezuela están corriendo peligro. Informes señalan que diariamente fallecen 28 niños por desnutrición y enfermedades asociadas.

Detrás de los problemas políticos en Venezuela, detrás de la situación vergonzante a la que el Chavismo lleva a nuestro vecino país, se oculta el grave drama que viven allí, millones de niños y adolescentes.

Venezuela, viene sufriendo un inmenso deterioro de su calidad de vida. Mientras la media mundial señala que el 30% de ingresos se invierte en la canasta familiar, los venezolanos están destinando entre el 70% y el 80%, de acuerdo a datos de especialistas. Y peor aún, según la Mesa de Unidad Democrática – MUD, el 80% de los venezolanos sufre de mala situación de ingresos o “pobreza de ingresos”.

Venezuela había avanzado significativamente en la disminución de la mortalidad infantil y sus hospitales fueron considerandos modelo de atención para el parto y para atención al recién nacido. Sin embargo esto cambió. A pesar que no es fácil tampoco conseguir datos oficiales, las denuncias en medios aumentan cada día. Datos que reflejan que los niños en Venezuela están corriendo peligro, señalan que diariamente fallecen 28 niños por desnutrición y enfermedades asociadas, de acuerdo con lo que se ha expresado en la Asamblea Nacional. Y se estima,  durante el año 2016, un desafortunado incremento de la mortalidad infantil equivalente a un 12% más, respecto del año 2015.

También en la alimentación escolar se evidencia una alarmante situación de niños con insuficiente alimentación. La escasez de recursos y de alimentos lleva a las familias a no encontrar salidas para alimentar a sus hijos. Situación que no era general en Venezuela. De acuerdo con un análisis del primer semestre del 2016, el 83% de las familias venezolanas compran menos alimentos. (Ver Niños se desmayan por el hambre en Venezuela – CNN Video)

Adicionalmente, luego de 24 años de haberla eliminado, la difteria retornó a  Venezuela. La Mesa de Unidad Democrática – MUD-, ha advertido sobre la muerte de 23 personas en el Estado de Bolívar, al sur del país.

Mientras cientos de miles de ciudadanos en Venezuela, salen a tomarse la calle en búsqueda de un cambio político luego del irregular proceso de suspensión del referéndum revocatorio, y en donde ya algunas agencias internacionales, se atreven a denunciar la delicada situación humanitaria, por ausencia de adecuada atención médica, de medicamentos básicos y de acceso a alimentos, se avizora una  transformación negativa en los niños venezolanos, debido a la inadecuada alimentación actual. Ello traerá sin duda una crisis de salud pública, por el fallecimiento de mujeres durante el parto, la mortalidad infantil, el aumento de la obesidad en niños más grandes y el aumento de riesgos cardíacos, entre otros.

Es urgente que los países vecinos y en general la OEA y sus países miembros, busquen salidas para la difícil situación que viven los pobladores del vecino País, particularmente los niños y adolescentes.

Lo que allí está ocurriendo, requiere del acompañamiento internacional y de soluciones y acciones prontas. Si lo que está ocurriendo en Venezuela no se detiene, llevará al doloroso genocidio de niños venezolanos frente a una dictadura inconsciente y gobiernos vecinos francamente insensibles, frente a la delicada situación de la niñez en Venezuela.

@ForerohElvira