Desde el 11 de marzo he expresado mi intención de no acompañar algún candidato a la presidencia, eso me ha hecho merecedor de los mas bajos ataques.

Hace poco expresaba mediante mis redes sociales y una columna en este mismo portal del porque no apoyaría a ninguno de los actuales candidatos a la presidencia, ya fuera por duda, por su pasado, por su ideología o simplemente porque no me convencía su programa.

Esto llevo a hacerme merecedor de centenares de ataques por parte de los seguidores de cada candidato, en especial por parte de los seguidores de Iván Duque, los cuales me tildan hasta de comunista, pero muy lejos eso de ser cierto, no lo apoyo por mis posturas ideológicas de derecha y anti revolucionarias.

Me sorprende que los ataques mas soeces provienen de esos que hasta unos meses atrás decían estar en la misma orilla ideológica que defendía y seguiré defendiendo.

Tengan claro los seguidores fieles de los candidatos y partidos, que para mi el discurso no puede seguir siendo que, si el aquello o el otro es el candidato de uno o del otro, cuando los mayores problemas de nuestra nación no se debaten y solucionan con ideas, sino con absurdos personalismos que solo benefician ese caudillismo tan peligroso para la democracia.

No nos basta con ver la historia para rechazar ese caudillismo y la ausencia de ideas que fueron tan exitosos para las nefastas tiranías que ha habido en el mundo, como el nazismo, el fascismo, el chavismo o el castrismo.

Hoy una vez mas y mediante esta columna quiero dejar claro que no voy a apoyar a ningún candidato, porque no me representan y mucho menos lo que representaba mi candidato y no apoyar a ninguno de los actuales candidatos no me hace ni comunista ni Petrista, ni Vargas Llerista pero tampoco Duquista.

@SdrodriguezT

Publicado: mayo 8 de 2018