Sin duda alguna la Navidad es una de las fechas más especiales. Las familias y los amigos se reúnen  y comparten un espacio cargado de optimismo, alegría y esperanza. Y sin temor a equivocarme, creería que en nuestro país es en donde con mayor alegría se recibe esta fecha. Sin importar los problemas en los que se encuentre nuestra sociedad o sin importar las necesidades por las que atraviese nuestra nación, siempre, siempre encontramos un faro de luz que ilumina nuestro andar.

Eso sí, estimado lector, si es usted de los que celebra con bombos y platillos la llegada de la noche buena, por favor hacerlo con responsabilidad, primero consigo mismo, segundo con la familia, y tercero con las personas de afuera. Infortunadamente estas fechas también son desastrosas en materia de homicidios, grescas y choques de tránsito. Celebremos, sí, pero dentro de ciertos límites.

Otro motivo de entusiasmo tiene que ver con la Casa de Nariño, ya que será la última Navidad del actual gobierno, aspecto que anhelábamos la inmensa mayoría de colombianos desde hace mucho tiempo, puesto que las malas energías y, en especial, las pésimas decisiones partirán. El próximo huésped de tan distinguida Casa será alguien de mano firme con la ilegalidad pero de corazón grande con el ciudadano de a pie.

Por otro lado, aún nos duele como sociedad, la ausencia de aquellas personas que no pueden estar allí donde deberían estar: con sus familias. Los miles de desaparecidos de los cuales aún no se sabe su paradero. Los cientos de secuestrados que Farc, Eln y Bacrim no han devuelto.  Tristemente para esas familias la noche de Navidad será fría y pesada.

Que Dios proteja nuestra sociedad, a nuestras nuevas generaciones, para así poder avanzar más y más. Esta tierra colombiana es bendecida con su variedad de fauna, flora, climas y demás. Que esta noche buena nos sirva para reflexionar y cuidar todo aquello que nos rodea. Colombia lo vale todo, convirtámonos cada uno de nosotros en un Papa Noel y regalémosle a la patria mayor protección, regalémosle a la democracia mayor amor.

@AndresSaavedra_

Publicado: diciembre 21 de 2017