Análisis de Camilo Rubiano Becerra

presidencial. El 27 de mayo tendremos la oportunidad de elegir a la persona que llevara las riendas del país durante los próximos cuatro años. Para nadie es un secreto, que estas elecciones se han convertido en las mas importantes durante los últimos cuarenta años.

Colombia hoy atraviesa unos problemas inmensos en materia social, institucional y económico. El próximo gobierno, deberá definir el futuro de la implementación del acuerdo con el grupo terrorista de la Farc y deberá tomar la decisión, sobre si continúa con las conversaciones con el también grupo terrorista del Eln. He ahí la importancia de estas elecciones y es por eso que tenemos que tomar la mejor decisión.

Para nadie es un secreto, que en el gobierno Santos la corrupción se ha disparado a cifras alarmantes. Según Transparencia por Colombia, en esta administración el costo de la corrupción paso de $13.5 billones a cerca de $60 billones. Esta detestable situación, se debe a unos “ismos” que hemos escuchado frecuentemente en las noticias. El primero es el clientelismo y el segundo es el amiguísimo, que sin duda alguna son las principales causas de la corrupción por la qué hoy atraviesa Colombia.

Pero estos, no son los únicos “Ismos” a los que nos tenemos que enfrentar en estas elecciones. Este 27 de mayo, los colombianos tenemos la oportunidad de vencer también el continuismo y el populismo.

Por ejemplo, el candidato German Vargas Lleras por más que quiera desmarcarse del gobierno representa el continuismo de la actual administración. Cabe recordar, que el doctor Vargas hizo parte del gobierno Santos desde el primer día, fue Ministro del Interior, Ministro de Vivienda, Vicepresidente y su partido Cambio Radical hizo parte de la Unidad Nacional. Fue testigo del derroche de recursos, de la mermelada que tuvo Cambio Radical y se beneficio del crecimiento burocrático por parte de Juan Manuel Santos.

En los últimos días, los colombianos pudimos conocer lo que significaba el silencio del doctor Vargas, frente a los acuerdos que firmo el gobierno del cual hizo parte y el grupo terrorista de las Farc. Al igual, que el candidato Petro, Vargas quiere mantener los acuerdos e implementarlos en sus totalidad.

Lo cierto, es que el doctor Vargas Lleras no solo representa el continuismo del gobierno Santos, sino también, representa el continuismo de la politiquería que tanto daño le ha hecho a este país. Los dos principales partidos que lo apoyan, han estado altamente involucrados en los escándalos de corrupción que se han presentado en esta administración.

Pero así como tenemos que derrotar el continuismo, también tenemos la oportunidad de cerrarle el camino al populismo. Este “Ismo” lo representa abiertamente el candidato Gustavo Petro, su plataforma política esta basada, en la exacerbación del odio de clases como lo han hecho los dictadores en Cuba y Venezuela. Pero el populismo, también se refleja en sus propuestas, donde al fin y al cabo lo que se presenta es pan para hoy y hambre para mañana.

Sin embargo, no todos los “Ismos” son malos, como consecuencia de un buen gobierno donde se recupero la confianza y la seguridad nació el Uribismo y hoy tenemos la oportunidad de vencer el continuismo y el populismo con el Duquismo.

@camilorubianobe

Publicado: abril 16 de 2018