Desde el año 2008, he sido cliente fija de la operadora Movistar en Colombia, siempre trato de pagar de forma puntual. En noviembre del año pasado, vi un incremento de más de 15 mil pesos en la factura, pero no le paré bolas porque resultaba engorroso el trámite para preguntar, por qué la subida. Como no era una suma considerable, “deje así…”. Mi pago regular es de 116 mil pesos, pero ya en diciembre, al pago se trepó a 184 mil pesos, sin previo aviso, sin haber pedido ningún servicio extra. Estaba tan embolatada para la época, que decidí de nuevo, “dejarlo así” y continuar. Para enero, de nuevo llegó a 181 mil pesos, febrero por arte de magia, bajó a 128 mil pesos, y marzo, otra vez me vieron la cara de boba y me cobraron 184 mil pesos, pero esta vez, no me aguanté y pedí explicaciones.

Hablé con una niña muy querida que recibió mi queja y me dijo que en efecto, se trataba de un mal entendido pero, que en la siguiente factura, ajustaban el saldo a favor por el exceso injustificado que me venían haciendo.

49 mil pesos aproximadamente, es el incremento mensual porque Movistar, de forma abusiva, trata de verme la cara de boba.

Este mes, estaba esperanzada que no me iban a cobrar un peso, debido el saldo a favor pero qué va, solo me reajustaron el valor de un solo mes pero… y la plata extra que cobraron en diciembre, enero, febrero y marzo, qué?

Vivimos en un país en donde todos se aprovechan del más débil, en donde los padres de la patria, también nos roban, en donde roban la salud, la educación y si nos descuidamos, la vida por un celular en la calle, pero que una empresa privada, decida, de buenas a primeras, verle a uno la cara… No hay derecho.

Pido disculpas por usar esta columna y desahogarme, pero si hago denuncias sobre corrupción general, por qué no puedo realizar una denuncia en donde usted, querido ciudadano, quizás también es víctima de estos señores.

Invito a la ciudadanía a que tomen el tiempo, y revisen sus planes de celular, llamen y verifiquen, cualquier aumento injustificado. Con cuánta plata se están quedando las empresas privadas como Movistar, al igual como se quedan los bancos que nos cobran hasta la risa.

Pd: Por qué si el Estado ayudó a la crisis de los bancos con el 2 por mil, por qué los bancos, cuando comenzaron a obtener multimillonarias ganancias, no quitan esa sobre tasa. Por qué, si somos los ciudadanos los que siempre terminamos reventados por medidas para salvar a los bancos, por qué ellos no devuelven un poco, cuando llega la época de las vacas gordas y comparten con sus clientes. No! Porque siempre somos los pendejos que llevamos del bulto.

¿Hasta cuándo?

@LeszliKalli

Publicado: mayo 11 de 2018