Ante la juez de distrito en la ciudad de Miami, Úrsula Ungaro, el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno y su compinche el abogado Leonardo Pinilla, se declararon culpables del delito de conspiración para lavar dinero, cargo por el que fueron extraditados hacia los Estados Unidos hace algunos meses.

La juez, que aceptó el sometimiento de esos dos individuos, decretó que el próximo 19 de noviembre tendrá lugar la audiencia en la que se les dictará sentencia a los dos criminales confesos colombianos.

Como es sabido, Moreno y Pinilla eran articuladores de la banda criminal denominada El cartel de la toga, en la cual están involucrados importantes magistrados y exmagistrados de la corte suprema de justicia, como Leonidas Bustos y Gustavo Malo.

Por ese escándalo, el expresidente de la corte suprema, Francisco Ricaurte, está actualmente privado de la libertad en Colombia.

La confesión de Moreno y Pinilla es un capítulo más de este entramado de corrupción que no ha sido totalmente develado y en el que muchos de los que participaron del mismo aún siguen impunes.

Fue gracias al descubrimiento de la existencia de ese cartel que la credibilidad en la justicia colombiana ha caído a sus más bajos niveles, pues se trata de magistrados de la más alta corte vendiendo, cual mercaderes, sus decisiones judiciales.

La pregunta que muchos se hacen en este momento es si Moreno y Pinilla le han ofrecido a la justicia norteamericana información sobre otros implicados en esta empresa de corrupción, con lo que se abriría la puerta para nuevas solicitudes de extradición, pues existen versiones que indican que buena parte del dinero de la compra-venta de fallos se movió, precisamente, en los Estados Unidos.

Debe reconocerse que gracias al fiscal Néstor Humberto Martínez, se pudo destapar este escándalo y que fue la fiscalía colombiana a través del CTI, tal y como lo ha reconocido públicamente el fiscal del distrito sur de Florida, Benjamin Greenberg, la que brindó la cooperación necesaria para lograr que los delincuentes Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla, hoy estén a buen recaudo de las autoridades judiciales estadounidenses.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 14 de 2018