A través de la emisora W Radio, ha trascendido una denuncia formulada por el padre del hacker Andrés Sepúlveda según la cual, el cuestionado exdirector del CTI Danny Julián Quintana le habría ofrecido beneficios jurídicos y carcelarios al hacker a cambio de que interceptara ilegalmente el correo electrónico de Ernesto Yamhure, director de LOS IRREVERENTES.

Según se lee en la denuncia presentada por el señor Moisés Sepúlveda López, su hijo Andrés –el hacker– “muy preocupado, empieza a recibir órdenes del entonces director del CTI, Julián Quintana, de intervenir el correo personal del periodista Ernesto Yamhure, quien durante esos días hacía públicos los contratos de la Fiscalía con la señora Natalia Springer. Según nos dijo, Quintana le manifestó que la acción de interceptación era necesaria porque ‘de arriba’ necesitaban conocer las fuentes del periodista”.

Más adelante, se lee en la denuncia que “a pesar de que Andrés Fernando [el hacker] se negó a llevar a cabo dicha acción, el citado Quintana le reiteró la solicitud a través de un correo electrónico, la que igualmente fue rechazada pero guardó como prueba de esta conducta delictiva, documento que desea entregar, nos reiteró, a las respectivas autoridades”.

Es evidente que a Montealegre y Perdomo les irritaron profundamente las revelaciones hechas por Yamhure respecto de Natalia Lizarazo García, quien engañó al país entero, presentándose como Natalia Springer Von Schwarzenberg y exhibiendo títulos académicos y nobiliarios imaginarios, logró hacerse a multimillonarios contratos con distintas entidades públicas, particularmente la fiscalía general de la nación, durante la administración de Montealegre y Perdomo.

Este portal ha establecido que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez conoce esta denuncia y los detalles de la misma y que se está adelantando una muy rigurosa investigación que en los próximos días arrojará resultados.

Esta no sería la única actuación cometida por el cuestionado Danny Julián Quintana que está en la mira de la fiscalía general de la nación, pues existen indagaciones relacionadas con actividades irregulares que lo involucran a él, al extraditado Gustavo Moreno y a la exfuncionaria de la fiscalía, Andrea Malagón quien fuera jefe de la unidad de lavado de activos. Para no entorpecer el desarrollo de la etapa investigativa, este portal se abstiene de dar más detalles de la misma.

Sería muy importante que Sepúlveda allegue las pruebas que dice tener sobre las presiones que recibió para interceptar ilegalmente el correo del director de LOS IRREVERENTES.

Es fundamental que se determine cuanto antes si la chuzada que Sepúlveda se negó a realizar fue efectuada por otra persona, pues sí es sospechoso que la fiscalía de Montealegre y Perdomo supiera con anterioridad sobre las publicaciones que iba a hacer Yamhure, particularmente sobre los contratos que en su momento le dieron al arquitecto español y expareja sentimental de Jorge Fernando Perdomo, Manuel Sánchez-Vera.

Lo cierto es que urge que este caso llegue hasta las últimas consecuencias y se esclarezca realmente cuál era el propósito criminal de Montealegre, Perdomo y Quintana por interceptar ilegalmente las comunicaciones de Ernesto Yamhure, periodista que vive en condición de asilado en los Estados Unidos desde el año 2011. El abogado Abelardo De La Espriella presentará las respectivas denuncias penales en representación de Yamhure y será el encargado de velar para que este caso no quede impune.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 16 de 2018