En su frenética búsqueda de personas que testificaran que el presidente Uribe tuvo vínculos con los grupos paramilitares, el senador comunista y aliado de las Farc, Iván Cepeda, encontró en la cárcel de Cómbita a Juan Guillermo Monsalve, un delincuente condenado por secuestro extorsivo.

Monsalve era el “testigo” perfecto para Cepeda, quien se paseó por las cárceles de Colombia y los Estados Unidos, cámara en mano, ofreciendo toda suerte de beneficios a aquellos que se le midieran a leer, memorizar y repetir el libreto que él tenía preparado contra Álvaro Uribe Vélez. 

Hay registro de que Cepeda le hizo 21 visitas a Monsalve. Al ser cuestionado por el número de veces que estuvo en Cómbita reunido con ese delincuente, el senador aseveró que se trató de encuentros con carácter humanitario, para “tratar temas de seguridad y el de un chantaje que le estaban haciendo unos abogados”.

Esa versión es a todas luces inverosímil. ¿Quién puede creer que un congresista se preocupe tanto por un preso que supuestamente es víctima de un chantaje, al punto de ir a verlo 21 veces a su sitio de reclusión? 

Es evidente que en las reuniones sostenidas entre Cepeda y Monsalve, se fraguó el plan criminal contra Uribe, consistente en presentarlo como la persona que, desde la gobernación de Antioquia, apoyó la creación del Bloque Metro de las AUC. 

Para entender el caso, es necesario hacer una línea que tenga en consideración hechos que son incontrovertibles, para efectos de confirmar que Juan Guillermo Monsalve está mintiendo cuando asegura que en la finca Guacharacas, hacienda en la que trabajó su padre, los hermanos Álvaro y Santiago Uribe planificaron la creación del denominado Bloque Metro, apoyados por el ganadero Santiago Gallón y los hermanos Luis Alberto y Juan Guillermo Villegas Uribe. 

El presidente Uribe ha dicho repetidamente que él tomó la decisión de no volver a la finca Guacharacas en el año de 1979, agobiado por la presencia de la guerrilla de las Farc. Él mismo reconoce que es posible que entre aquel año y 1983, haya ido una vez, tal y como se lo confirmó a LOS IRREVERENTES: “Entre 1979 y 1983, cuando mataron a mi padre, pude ir en una ocasión a Guacharacas. No tengo recuerdo. Después de 1983, luego de la muerte de mi padre, sí tengo el recuerdo de no haber ido”. 

Juan Guillermo Monsalve Pineda nació en Yarumal, Antioquia, el 7 de febrero de 1978. Su papá, Óscar Monsalve empezó a trabajar en Guacharacas en 1986. Cuando la familia Monsalve se vinculó con esa finca, Álvaro Uribe Vélez por lo menos llevaba 3 años sin ir a ese lugar.  

La familia Uribe vendió la finca Guacharacas en 1996, un año antes de la existencia del Bloque Metro

Respecto del Bloque Metro, bien vale hacer un recorrido sobre la historia de esa estructura de las AUC, que fue creada por instrucciones directas de Carlos Castaño, quien delegó la comandancia del grupo en uno de sus hombres más cercanos: el oficial  retirado del ejército, Carlos Mauricio García Fernández, alias RodrigoDoblecero.

El Bloque Metro fue establecido a finales de 1997, como una estructura de las denominadas ACCU -Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá- cuyo centro de operaciones era el oriente, el nordeste antioqueño y la comuna 13 en la ciudad de Medellín.

Según los investigadores del fenómeno paramilitar en Antioquia, como la ONG Conciudadanía, el Bloque Metro hizo su primera aparición en julio de 1998, repartiendo volantes en los que se hacía una fuerte advertencia a la población civil: “Campesinos, aléjense de la guerrilla, guerrillero ustedes o nosotros. La guerra sin cuartel ha comenzado”. En aquel momento, Uribe, su esposa Lina y sus dos hijos, Tomás y Jerónimo, se encontraban viviendo en la ciudad de Oxford, Inglaterra, en cuya universidad -St. Antony’s college- adelantó estudios de postgrado. 

No existe una sola investigación académica sobre la espiral de violencia de los paramilitares, que desconozca que el Bloque Metro fue ideado directamente por Carlos Castaño, con el propósito de enfrentar al bloque José María Córdoba de las Farc y al frente Carlos Alirio Buitrago del ELN, estructuras que delinquían en el nordeste de Antioquia.

La familia Uribe vendió Guacharacas en 1996 luego de que el ELN la incendió y asesinó al único trabajador que quedaba y que se había resistido a salir de la misma. 

La primera acción del Bloque Metro, se produjo dos años después de que la familia del presidente Uribe se hubiera alejado totalmente de esa región, luego de la venta de Guacharacas.

Infografía

Resulta altamente sospechoso que la única persona que ha dicho que los hermanos Uribe Vélez fueron los creadores del Bloque Metro, sea Juan Guillermo Monsalve, mientras que ningún jefe de AUC le haya dado validez a su testimonio.

Monsalve tenía escasos 19 años cuando la denominada Casa Castaño fundó al Bloque Metro, bajo el mando de Doblecero. Ese grupo armado ilegal existió hasta el año 2003, cuando se produjo una guerra al interior de las AUC y otra estructura de esa organización -el Cacique Nutibara, al mando de Diego Fernando Murillo Bejarano- acabó con el grupo comandado por Dobleceroquien, además, fue asesinado en mayo de 2004, en la ciudad de Santa Marta. 

Es verdad que Monsalve vivió en Guacharacas, pues su padre empezó a trabajar en esa hacienda cuando él tenía 8 años, pero no existe evidencia ninguna de que ese individuo haya pertenecido al Bloque Metro, ni que se haya desmovilizado cuando el Bloque Cacique Nutibara absorbió esa estructura paramilitar. 

En criterio de la Procuraduría, entidad que se opuso a que Monsalve fuera admitido en la JEP, ese sujeto hizo parte de la bacrim denominada Los Rastrojos.

Igualmente, la presidencia de la República certificó que “revisado el sistema de información y registros físicos de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, se pudo constatar que Juan Guillermo Monsalve Pineda (…), no ha hecho parte de un proceso de desmovilización colectiva celebrada mediante Acuerdo de la Paz suscrito con el Gobierno Nacional”.

Monsalve jamás hizo parte de la desmovilización de la AUC

Así las cosas, el supuesto “testigo estrella” contra el presidente Álvaro Uribe, que asegura que él y su hermano Santiago fueron los fundadores del Bloque Metro de las autodefensas, es presentado como un paramilitar del que no existe evidencia que efectivamente haya pertenecido a las autodefensas y que, en su burdo testimonio -donde mezcla verdades con mentiras-, hay protuberantes inconsistencias cronológicas, pues en cualquier caso, el grupo armado en cuestión, empezó a delinquir en el norte y nordeste de Antioquia, dos años después de que la familia del presidente Uribe vendiera -malvendiera, en palabras del propio doctor Uribe Vélez- la hacienda Guacharacas. 

Ahora, cuando se avecina la indagatoria contra el expresidente de la República, bien valdría que el magistrado instructor de la misma, tuviera en cuenta las contradicciones de Monsalve, las 21 visitas “humanitarias” que le hizo Iván Cepeda, senador que además le dio dinero al padre del “testigo” y le ofreció asilo en Argentina o, en su defecto, refugio en la ciudad de Barranquilla.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 25 de 2019