En días pasados, las autoridades capitalinas adelantaron un operativo que desde hace décadas debió hacerse en Bogotá: la intervención del centro de perdición y criminalidad conocido como “El Bronx”.

Resultaba incomprensible que ante los ojos de la administración distrital, en pleno centro de la ciudad aumentara de manera exponencial el antro en el que se cometen toda suerte de delitos. Desde la venta al menudeo de drogas sicoactivas, hasta la prostitución de niñas menores de edad.

“El Bronx” es un monumento al crimen y a la impunidad. Era urgente que se implementara una intervención de las autoridades como la que se ha visto en los últimos días, sin importar las consecuencias de la misma. Al delito hay que combatirlo al precio que sea.

Llama poderosamente la atención que existan sectores de la opinión pública que, de manera inmediata, hallan salido a fustigar la decisión de la alcaldía de Bogotá. Las primeras críticas provinieron del exalcalde Gustavo Petro, quien a través de sus redes sociales dio rienda suelta a su demagogia, enviando mensajes que rayan en el ridículo al sugerir que el operativo tenía como objetivo final separar a algunos habitantes de la calle que deambulaban por la zona intervenida de sus perros.

Polémico trino del exalcalde Petro sobre la intervención en “El Bronx”

Focos de perdición como “El Bronx” se constituyen en zonas desde las que se irradia inseguridad para todos los habitantes de una ciudad. No se trata de guetos ni de zonas de tolerancia. Allí hay secuestrados, se trafica con armas, drogas, las niñas son utilizadas como esclavas sexuales y demás crímenes que afectan la vida y libertad de los habitantes de Bogotá.

Ahora bien: esto no puede limitarse al operativo de un solo día. Las autoridades capitalinas están en la obligación de desarrollar un plan de acción de mediano plazo que siente las bases de una recuperación duradera de dicha zona de la ciudad que, valga decirlo, no es la única pero sí una de las peores amenazas que tienen los bogotanos.

Venta de drogas, secuestro, explotación sexual de menores,

son algunos de los delitos que se cometen diariamente en “El Bronx”

Hace bien el secretario de seguridad ciudadana, Daniel Mejía al plantear un plan en 4 fases para la recuperación de “El Bronx”, el cual consistirá en brindar asistencia social a los consumidores de drogas que habitan en esa zona, así mismo se adelantará una brigada de limpieza de las calles y de instalación de alumbrado público, paralelamente se implementará un esquema de seguridad que incluirá la presencia permanente de 300 policías que garanticen el orden público y finalmente se pondrá en marcha un ambicioso proyecto de reconstrucción y renovación de la zona.

Si el alcalde Peñalosa y su equipo logran sacar adelante ese plan y retoman el control de aquella zona de la capital, se estará dando un paso gigantesco en materia de seguridad ciudadana, pues áreas como “El Bronx”, se constituyen en amenazas para la totalidad de los residentes de la capital colombiana.

@IrreverentesCol