Con el fin de intentar comprender lo que sucede en el nuevo lenguaje creado por la Academia Habanera del Conflicto y la Casa de los Santos Beneméritos del Presidencial Palacio, damos a conocer este miniglosario, sin otra intención que obtener un enriquecimiento conceptual.

Desarme: acto simbólico en el que la guerrilla, mediante un inventario unilateral, haría entrega de armas de fuego modelos 1960 al 2016, explosivos, aparatos de comunicación, cananas, binóculos, machetes, cuchillos y uniformes camuflados a doctores y señoritos perfumados de la Onu  y Unasur. Fecha y lugares desconocidos.

Desmovilización: término no admitido por la guerrilla puesto que ella seguiría movilizándose pedagógicamente por todo el territorio colombiano durante diez años, según el binomio De la Calle-Jaramillo.

Acuerdo: culminación de los diálogos sobre desacuerdos históricos que se acumularon desde que el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros. Documento en que se aplica el principio kantiano de que nada está acordado hasta que todo esté acordado. Se firmará por tercera vez con gran parafernalia y la presencia del único que falta, el Papa.

Cese bilateral de fuego: promesa de las dos partes de que no se dispararán ni arrojarán tatucos, encuéntrense donde se encuentren, así sea en un laboratorio de procesamiento, en un sembrado de coca, en un reclusorio de ciudadanos secuestrados y casos similares. Solo es válido para militares y combatientes, no para los civiles.

Plebiscito: figura literaria elevada a rango presidencial por medio de la cual con el si gana Santos y con el no gana también, a menos que el pueblo comprenda que debe votar por el no mayoritariamente.

Sentencia sobre plebiscito: acto jurídico de la Corte cortesana por medio del cual avala los procedimientos, expectativas, acuerdos desconocidos, propuestas por conocer, firmas por estampar y sueños por coronar, según obligatoria providencia.

Posconflicto: concepto en construcción desfinanciado que abarca toda la república y que tiene como bases: la no reparación a las víctimas, la reconciliación entre todos los colombianos porque todos somos culpables, al igual que las guerrillas, o sea, que 47 millones de ciudadanos somos responsables de los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra. Se espera que el posconflicto comience con el posacuerdo, aunque quedan pendientes posacuerdos con otros grupos violentos y terroristas.

Posacuerdo: lo que sigue a la desmovilización, desarme y desarrollo del partido u organización política de las Farc que, para entonces, deberán sacar de sus caletas los millones que requieren para participar con su propia mermelada.

Cúpula Militar: dícese del conjunto de generales adscritos a la Jefatura Presidencial mediante la polea de transmisión del Ministro de Defensa, cuya tarea más importante es la defensa de las Farc y la menos importante es la defensa de los 3.000 militares condenados o procesados en la lucha contra las Farc.

Chiste fariano: la cadena de insultos del “comandante” Santrich contra Uribe, no obstante que hace un mes, su superior jerárquico, Timochenko, llamó a Uribe a que se reunieran e invitarlo a dialogar. Bufones tiene el Secretariado.

Chiste santista: la carta del Presidente Juan Manuel Santos al expresidente Álvaro Uribe para que se sume al cercano acuerdo de paz con las Farc. Pero no le permite modificar los puntos acordados. Simplemente es para que sirva de testigo.