Todos anhelamos  que el nuevo año nos cumpla nuestros deseos y nos llene de prosperidad, en términos generales el 2019 puede ser un año bueno para la mayoría de los colombianos, no estoy de acuerdo con versados economistas que no se atreven a vaticinar sobre el futuro de la economía, sienten que si fallan van a perder credibilidad, yo pienso todo lo contrario, las personas que nos leen u oyen lo agradecen por lo tanto mis cábalas  son las siguientes:

Inflación:                     3.4%

Crecimiento PIB:         3.1%

TRM fin de año:          3.100

TES 2024:                    6.1%

WTI fin de año:           U$57

Tasa BanRep:              5%

No son los super números pero son mejores a los años anteriores.

De todas maneras debemos estar atentos y hacerle seguimiento a  algunos acontecimientos y datos que pueden cambiar las previsiones del año.

El precio del petróleo WTI terminó el año a U$45 el barril, muy por debajo de las previsiones del gobierno en el presupuesto, durante la primera semana ha subido a U$52, la producción estadounidense sigue creciendo y la OPEP pierde cada día mas poder, si este valor no mejora puede cambiar el crecimiento. El presupuesto del gobierno para este año tiene un supuesto de U$65.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China puede aumentar aún mas la volatilidad de los mercados y generar un retiro de inversiones en países emergentes, si esto sucede nos podría generar un aumento en las tasas de interés interna por oferta de TES y una disparada del valor del dólar y por consiguiente de la inflación. Es importante también hacerle seguimiento a la posible baja de crecimiento económico mundial.

En Colombia tenemos un año electoral situación que hace difícil el manejo del Congreso por parte del  gobierno, en Mayo habrá consultas interpartidistas para definir candidatos de coalición, y Octubre fecha elecciones regionales de alcaldes y gobernadores, los resultados medirán la gobernabilidad del presidente. 

Las reuniones a finales de este mes del presidente Duque con los partidos políticos cercanos será muy importante para fijar la agenda legislativa y el posible cambio de gabinete.

Otro factor al que se debe hacer seguimiento es a Venezuela, tanto a su política interna y sus relaciones internacionales, como al éxodo de venezolanos hacia Colombia, esto puede generar un gran desequilibrio en nuestra economía. 

Los costos de la migración venezolana a Colombia son inmensos y está colapsando nuestro ya deteriorado sistema de salud

Por último, esperaremos el impacto de la Ley de Financiamiento en la economía, esta ley puede bajar el ritmo de crecimiento y aumentar inflación, el texto final de la reforma quedó mas cercana a los congresistas que al gobierno, es anti técnica, espanta la inversión extranjera y no cubre el déficit.

Colombia necesita crecimientos por encima del 4% para lograr bajar el desempleo, un crecimiento del 3.1% no es suficiente, desafortunadamente con las leyes actuales, el sistema tributario, y el tamaño del Estado es imposible llegar a esos niveles constante mente, urgen unas reformas estructurales de verdad.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: enero 14 de 2019