La ministra de Educación Gina Parody, no puede seguir promoviendo que los niños de Colombia tengan sus mismas inclinaciones sexuales.

 

La ministra de Educación, Gina Parody, nuevamente vuelve a mentirles a los colombianos y así lo confirmó el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez quien ha denunciado que la funcionaria está adoctrinando a los niños del país con la ideología de género.

La doctora Parody, de manera abusiva, se está valiendo del cargo que ostenta para subsanar y cobrar una suerte de venganza por sus propios traumas personales, alegando que está cumpliendo una sentencia de la Corte Constitucional.

Ella, que habla de tolerancia e inclusión, ha observado un comportamiento totalmente intolerante y excluyente frente a quienes se oponen a que el Ministerio de Educación se convierta en promotor del homosexualismo en niños que aún no tienen el criterio suficiente para definir cuáles son sus gustos e inclinaciones.

Está claro que el Estado debe propender por el respeto de las garantías de aquellas personas que tienen orientaciones sexuales diferentes, pero aquello no significa que las entidades gubernamentales gasten buena parte de su presupuesto en el denominado “proselitismo gay”.

No es la primera vez que la ministra Parody le miente a Colombia. Es de todos conocido su estilo. Cuando la sociedad la atrapa en una de sus maniobras tramposas, arma escándalo, se declara matoneada por la oposición y perseguida por el Procurador General de la Nación, funcionario que se ha encargado de recordarle que Colombia es un país democrático en el que la educación de los niños le corresponde a los padres y no al Estado.

Ante los cuestionamientos, la ministra se escuda en su condición sexual alegando que se está promoviendo el odio y la homofobia en su contra.

 

La tal cartilla…sí existe

Se ha denunciado la existencia de una cartilla en la que se fijan las líneas generales que en materia de identidad sexual deben adoptar los colegios colombianos. El documento, intitulado “ambientes escolares libres de discriminación” en su carátula tiene los logos de las entidades que participaron en su elaboración: Ministerio de Educación, Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNICEF y PNUD.

La doctora Parody, en entrevista radial dijo con toda vehemencia que dicha cartilla no existe, que se trata de un borrador y que la versión final de la misma aun no se ha redactado. En palabras suyas, “no hay cartillas del ministerio de Educación sobre la orientación sexual”. En la W Radio explicó, así mismo, que lo que existe “es un documento académico en construcción que no se ha publicado”.

La ley colombiana ordena que “todo libro editado e impreso en el país deberá llevar registrado el número estándar de identificación internacional del libro (ISBN), otorgado por la Cámara Colombiana del Libro…”.

Al ingresar a la página de la Cámara Colombiana del Libro, se encuentra que la publicación que lleva el título “Ambientes escolares libres de discriminación” fue publicado el 19 de abril de 2016 y sus autores registrados son el Ministerio de Educación y el Fondo de Publicaciones de las Naciones Unidas, UNFPA. A dicho libro le fue asignado el ISBN 978-958-8735-98-6.

Aquello demuestra que la ministra de Educación, que tanto habla de la promoción de valores y principios en la niñez colombiana, una vez más ha mentido. La cartilla que ella niega, sí fue publicada hace más de 4 meses por el ministerio que ella lidera.

 

cartilla

 

La Conferencia Episcopal se pronuncia

A través de un enérgico comunicado de dos páginas, la Conferencia Episcopal de Colombia se refirió a este delicado asunto, felicitando “a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado públicamente su preocupación por la implantación de la ideología de género en la revisión de los Manuales de Convivencia de los colegios por parte del Ministerio de Educación Nacional”.

El episcopado colombiano, que goza de amplísima credibilidad y respeto por parte de la sociedad, se lamenta por el hecho de que el “Ministerio de Educación esté abusando del derecho para promover la ideología de género en los más variados ámbitos de nuestra sociedad”.

La doctora Parody debe entender que los asuntos del Estado van mucho más allá de sus intereses y preferencias personales. Si ella hace parte de la colonia LGBTI, es un asunto que es sólo de su competencia y no puede abusar del cargo que ostenta para alienar niños que están edificando su criterio y preferencias con cartillas manipuladoras e irresponsables.

@IrreverentesCol