La crisis de la salud no se supera. Existen algunos logros, como el notificado por el Ministerio de Salud y Protección Social en los últimos días, en el cual Colombia es el primer país suramericano en superar la epidemia por Zika. Sin embargo, múltiples factores persisten incidiendo en el mantenimiento de la salud de los colombianos en diferentes regiones del país.

La salud es el resultado del equilibrio de factores como son: las necesidades básicas satisfechas, el acceso a educación, adecuada alimentación, factores hereditarios, servicios de salud oportunos y pertinentes, basado en modelos de prevención y promoción efectivos, entre otros. Este último punto sigue siendo una debilidad, ya que las EPS no hacen lo suficiente. Pero no es solo por no tener modelos que implementar, sino por la falta de recursos humanos para lograrlo.

Es claro que en el país hay un déficit marcado de médicos, especialistas principalmente. El viceministro de salud, Fernando Ruiz, participó en el conversatorio sobre los efectos de la migración de profesionales a Colombia, allí manifestó que en el país existe un total de 539.169 profesionales del área de la salud. Por cada 10 mil habitantes existe 19,1 médicos.  Se ha estimado la necesidad de tener 40 mil especialistas en el país, 5 mil de ellos en medicina familiar para tener mayor capacidad resolutiva en el primer nivel. El país solo cuenta con 22 mil especialistas.

En el conversatorio , uno de los puntos tratados es la regulación de médicos extranjeros y buscar una manera de certificarlos, es una estrategia que permitiría disminuir el riesgo de malas prácticas en salud. Sin embargo, en el marco del nuevo modelo de atención médica que está trabajando el Ministerio de Salud y de Educación a través de la Comisión para la Transformación de la Educación en Colombia, ente conformado por 11 profesionales de la Academia Nacional de Medicina, decanos y delegados de las facultades de Salud o Medicina de universidades del país, este punto debería tratarse muy cuidadosamente, pues en el país existen muy pocos cupos para optar a especializaciones clinico-quirúrgicas y muchos médicos generales ansiosos por ingresar a dichos programas.

235417c0053d1fbae71c62047f2c9187

En Colombia faltan, por lo menos, 18 mil especialistas médicos.

¿No sería mejor aumentar la oportunidad para que miles de médicos que se presentan semestralmente accedan a especialidades médicas? ¿Establecer medidas para que médicos de las ciudades aisladas se especialicen y regresen a las mismas para mejorar las necesidades que allí se presenten en materia de salud?

La globalización y el fenómeno de migración de diferentes lugares del mundo, hace que tengamos más profesionales de la salud disponibles, pero con las dificultades que tiene el Ministerio de Educación para la verificación de títulos e idoneidad de instituciones educativas en otros países, principalmente de Latinoamérica, es difícil garantizar la calidad en la prestación de los servicios de salud en el país. Muchos médicos provenientes de Cuba y Venezuela están ingresando al país, sin demeritar su formación, de lejos los médicos colombianos son reconocidos por su buen desempeño y habilidad, algo que se debe tener en cuenta a la hora de formar especialistas en el país.

@IrreverentesCol