La acción de nulidad contra la reelección del Procurador Alejandro Ordóñez fue presentada por el abogado Rodrigo Uprimny, directivo del centro de estudios jurídicos y sociales, “Dejusticia”, entidad fundada hace cerca de 11 años y de la que hizo parte el hoy presidente del Consejo de Estado, Danilo Rojas Betancourth.

Hace más de un año el exconsejero de Estado, Marco Velilla, presentó ante la Comisión de Acusaciones una queja disciplinaria por “la presunta comisión de conductas disciplinables…actuaciones éstas, que podrían resultar atentatorias del debido proceso y los derechos fundamentales consagrados en el artículo 29 de la Carta Política, en un proceso promovido por la organización ‘Dejusticia’ en cabeza del doctor Rodrigo Uprimny Yepez, dentro del cual se solicita al Consejo de Estado que en ejercicio de la acción pública electoral se declare la nulidad del acto por medio del cual se eligió al doctor Alejandro Ordóñez Maldonado como procurador General de la Nación”.

En criterio de Marco Velilla, los Consejeros de Estado Alberto Yepes, Danilo Rojas y Stella Conto Díaz del Castillo han vulnerado los derechos del debido proceso que se adelanta contra el procurador en el Consejo de Estado.

A comienzos del mes de abril el representante a la Cámara, Germán Blanco Álvarez, miembro de la Comisión de Investigación y Acusación, citó a los 3 consejeros de Estado para efectos de que respondieran a la queja impetrada contra ellos por su excompañero, el doctor Velilla quien previamente había concurrido a esa corporación para ratificar y ampliar su denuncia.

Por tratarse de 3 magistrados que integran el máximo tribunal de lo contencioso administrativo, lo lógico es que ellos, respetuosos de la juridicidad y de su juez natural, hubieran acudido a la citación que les hizo el representante investigador para que, en ejercicio de su derecho a la defensa, brindaran su versión sobre los hechos por los que Velilla los tiene denunciados.

El exmagistrado Marco Velilla se ha encargado de denunciar la persecución

desatada contra el Procurador por cuenta de la demanda de Rodrigo Uprimny

La arremetida de la defensa de los magistrados

LOS IRREVERENTES tienen copia de una carta del abogado de los 3 consejeros de Estado, redactada en los peores términos posibles y cuyo destinatario es el representante investigador, Germán Alcides Blanco Álvarez.

En ella, el apoderado de los magistrados Rojas, Yepes y Conto, prácticamente le ordena al investigador archivar inmediata y definitivamente la indagación que adelanta contra sus clientes, alegando que la Comisión de Acusaciones no tiene competencia para investigar las actuaciones de sus clientes: “la actuación que adelanta el Despacho del señor Representante investigador es inconstitucional en tanto vulnera el principio de autónoma e independencia de los Jueces de la República”, dice el abogado Hugo Quintero, representante de los consejeros de Estado investigados.

Más adelante en el oficio firmado por el abogado Quintero se encuentra una frase que parece la confesión por parte suya de la existencia de una enemistad entre sus 3 clientes y el Procurador: “se pretende de parte del quejoso (Marco Velilla), con el respaldo de la Procuradora Delegada y la parcializada anuencia del Representante Investigador, perseguir a través de esta queja disciplinaria a tres Consejeros de Estado que públicamente han adoptado posiciones funcionales contrarias a los intereses del actual jefe del ministerio Público”.

Llama la atención que el representante de los investigados reconozca de manera directa que ellos, que a la vez son jueces en el proceso sobre la legalidad de la elección del Procurador Ordóñez, ponga de manifiesto que tanto los consejeros Yepes como Rojas y Conto tengan “posiciones funcionales contrarias a los intereses del actual jefe del Ministerio Público”.

Al respecto, el abogado Quintero le dijo a LOS IRREVERENTES que “yo no pretendo decir nada más de lo que dice en ese memorial. La interpretación del texto está supeditada a la manera como sea leído por las personas”.

Desconocimiento del juez natural

Al final del memorial de la defensa de los magistrados Rojas, Yepes y Conto, el abogado hace una advertencia que resulta francamente preocupante: sus clientes no acudirán a ninguna citación en la Comisión de Acusaciones: “no atenderán ninguna citación de Su despacho en tanto adelanta una indagación disciplinaria que la Constitución prohíbe por ser violatoria del principio de autonomía e independencia de los Jueces de la República”.

Esa actitud envía un mensaje equivocado y preocupante. 3 magistrados de una alta corte, le mandan a decir a su juez que desconocen su competencia, como si ellos estuvieran por encima de la ley.

Cualquier ciudadano colombiano, en adelante, se sentirá facultado entonces para decirle al fiscal o juez de la República que, como considera que es inconstitucional que se le investigue, entonces no acudirá a los llamados que le haga la justicia.

Al preguntársele por ese asunto al abogado Quintero Bernate, su reacción fue la de decir que él, como litigante, está en plena libertad de plantear argumentos de defensa. “El hecho de que le esté enviando ese memorial al representante investigador, es prueba de que sí le estoy dando reconocimiento”, aseguró en diálogo con LOS IRREVERENTES.

Lo que queda claro, hasta ahora, es que la acción de nulidad contra la elección de Alejandro Ordóñez continúa su marcha en el Consejo de Estado. Tres Consejeros, que son jueces en este caso, a través de su abogado, aceptan tener diferencias con el investigado y, finalmente, los 3 magistrados citados por su juez natural, no piensan acudir a dar respuesta a los interrogantes que sobre su proceder tiene el representante a la Cámara que los investiga, dando con ello el peor ejemplo posible a los colombianos.

@IrreverentesCol